Circulan en el país más de 704 millones de billetes y monedas

La cantidad de billetes y monedas que están en circulación en el país supera los 704 millones y en valor representa más de G. 10,5 billones (US$ 1.896 millones), según un informe al mes de julio del Banco Central del Paraguay (BCP). El 71% es moneda cuyos mayores demandantes son supermercados y transporte.

El informe de la banca matriz señala que en un año la cantidad de billetes y monedas aumentó 6,9%, pasando de 658,5 millones de unidades, de julio de 2016, a 704,2 millones, a julio del presente ejercicio.

De este total unos 206,1 millones, que representa 29%, son billetes de 100.000, 50.000, 20.000, 10.000, 5.000 y 2.000 guaraníes, en tanto que 498,1 millones, que equivalen al 71%, son monedas de 1.000, 500, 100 y 50 guaraníes.

En lo que respecta a billetes, la mayor cantidad corresponde a los de 100.000, llegando a 85,4 millones, y en cuanto a monedas, los de 100 superan los 159,9 millones de unidades.

Mayores demandantes

Los mayores demandantes del dinero sencillo son los supermercados y empresas de transporte público, que en los últimos tiempos operan directamente con los bancos privados para provisionarse de los mismos.

El BCP mantiene habilitada en su sede central solo una caja para atender y entregar el dinero sencillo a los operadores minoristas que no están bancarizados.

Técnicos de la banca matriz estiman que en el futuro la cantidad de billetes y monedas irá disminuyendo en el mercado, porque aumenta el número de pagos que se realizan de manera electrónica, sea vía tarjeta de débito y de crédito o por transferencias a través de telefonía celular.

En los últimos tiempos se pudo notar que hay billetes de plásticos (sustrato de polímero) de G. 2.000 bastantes deteriorados y, a la par, también aparecen en circulación nuevos billetes de la misma denominación.

Holger Aníbal Insfrán, subgerente de operaciones financieras del BCP, dijo sobre este punto a ABC Color que en la medida que estos billetes deteriorados ingresan a la entidad, son depositados en una bóveda y posteriormente retirados para su destrucción, previo recuento de los mismos.

El alto funcionario señaló que este proceso de destrucción se realiza normalmente en el departamento de Tesorería con la supervisión de la Contraloría General de la República y la presencia de la Escribanía Mayor de Gobierno.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD