Directivos de la Cooperativa Pindó se repartieron tierras campesinas

Directivos de la Cooperativa Pindó, con sede en la ciudad de San Cristóbal, niegan participación en el negociado de tierras en la colonia María Auxiliadora. Sin embargo, el presidente, el vicepresidente y el secretario general de la cooperativa están involucrados en el conflicto que afecta a la colonia. La cooperativa también es la principal recolectora de granos producidos en María Auxiliadora.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ASO4E5FRUREZJOU6ZYT5OW3PAM.jpg

La Cooperativa Pindó tiene su sede en la ciudad de San Cristóbal, Alto Paraná.

Directivos de la cooperativa remitieron una carta a la dirección del diario, publicada ayer, donde niegan participación en el negociado de tierras en la colonia María Auxiliadora.

La colonia se encuentra ubicada en el distrito de Abaí, departamento de Caazapá; tiene una superficie de 4000 hectáreas.

El escrito sostiene que “rechazamos los señalamientos suspicaces publicados, en los cuales, en forma disfrazada, relaciona casos particulares de los directivos y socios con la entidad cooperativa y que esta controla buena parte del negocio de granos en la zona de conflicto”.

También piden que “en el caso de la cooperativa brinden las precisiones y presenten las pruebas correspondientes”.

Pindó es la principal financista de los granos que se cultivan en la colonia María Auxiliadora.

El señor Romeu Holzbach, presidente de la cooperativa, sería una de las personas que alquilan tierras para cultivar granos.

Sin olvidar que sus hijos Silvonei, Fernanda y Cristiane tienen tierras allí.

Por otro lado, el señor Vilmar Lucio Barp, vicepresidente de la cooperativa, fue demandado por sembrar granos en lotes ubicados dentro de María Auxiliadora.

Lucio Barp se encuentra imputado ante la sospecha de que podría tener responsabilidad en el delito de desacato.

El Ministerio Público logró confirmar que Barp ingresó en la colonia para sembrar granos a pesar de la vigencia de una medida cautelar dispuesta por el juzgado de San Juan Nepomuceno.

Lucio Barp primero sembró y ahora espera cosechar su producción; para hacerlo tendría que violar nuevamente la orden de no innovar.

Repartija de tierras entre parientes Romualdo Zocche, gerente general de la Cooperativa Pindó, facilitó a sus hijos y parientes el acceso a la colonia donde se dedican al cultivo de granos sin ser sujetos de la reforma agraria.

Don Romualdo tiene a su hermano, hijos y sobrinos alquilando tierras en María Auxiliadora.

Entre los parientes de don Romualdo que alquilan tierras en la colonia se puede mencionar a Luiz Zocche, Enrique Zocche, Marli Aparecida Zocche, Antonio Machado Zocche, así como Joilce Zocche Menegon.

Se tiene el caso de la hija de don Romualdo, Joilce Zocche Menegon, quien ocupa un cargo gerencial en un importante banco de plaza y vive en el Paraná Country Club, en la ciudad de Hernandarias.

Otro tanto sucede con la familia Barp, donde, aparte de Lucio, también se incluye a Valnir Guillerme y Paulo Roberto como personas que se benefician con las tierras de la colonia.

Ninguna de las personas nombradas, tanto directivos de la cooperativa como sus parientes, pueden acogerse a los beneficios de la reforma agraria.

El conflicto en María Auxiliadora

Las tierras de la colonia María Auxiliadora pertenecen a la firma Cardenales SA; ocupa una fracción de cuatro mil hectáreas.

El conflicto por las tierras comenzó en el año 1984. El entonces Instituto de Bienestar Rural (antecesor del Indert) comenzó a negociar la compra de la tierra con la entonces propietaria, Agropeco SA.

No se llegó a un acuerdo, pero funcionarios del IBR “crearon” la colonia mediante resoluciones internas.

A final de los años 1980 comenzaron a lotear la propiedad de Agropeco, entregando títulos de propiedad fraudulentos.

Cuatro mil hectáreas

Cuatro mil hectáreas de propiedad privada se lotearon en forma unilateral por funcionarios del Indert.

Las tierras, donde viven 120 campesinos paraguayos fueron alquiladas a productores de origen brasileño y otras fueron objeto de comercio por “derechera”.

Los principales beneficiarios fueron socios y directivos de la Cooperativa Pindó tal como se puede comprobar en el listado.

Luego de 34 años, el pasado 1 de febrero, el Indert y Cardenales SA llegaron a un acuerdo para poner fin al conflicto; la propietaria ofertó al precio simbólico de 1 guaraní cada hectárea destinada a campesinos instalados en la colonia.

Los brasileños deberán comprar la tierra aunque pagarán un precio menor al que rige en el mercado.

El problema está llegando a su final, salvo que dirigentes como Crescencio Pavón y Silvio Leguizamón junto con el intendente de San Cristóbal, Ildefonso Santander, sigan buscando ganancias en río revuelto en detrimento de los campesinos paraguayos.

roque@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.