En la empobrecida Fepasa, titular se autoasignó pagos

Según una nota a la que accedimos en estos días y que el entonces titular de Fepasa, Roberto Salinas, envió a la fiscalía el 12 de octubre de 2018, tras ser denunciado por este caso, el mismo empezó a ganar 11 millones más desde enero de 2016, gracias a dos asignaciones que él mismo resolvió para sí. Esto pese a que el ferrocarril se cae a pedazos en varios sitios por falta de fondos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MSZ5IBX23RHHDDLKI5XFRZMF4I.jpg

El referido caso fue denunciado el año pasado como una supuesta “lesión de confianza” en perjuicio de Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa) y la investigación al respecto fue iniciada a mediados de septiembre pasado por la fiscala María José Abed, y en su contestación respectiva el Arq. Roberto Salinas, en su calidad de presidente de la empresa estatal, defiende la legalidad de la decisión tomada (Res. N° 02 de fecha 4 de enero de 2016), firmado por él, para “establecer bonificaciones y gastos de representación para el personal directivo”.

De esta forma quedó constancia de que efectivamente, más allá de su legalidad o ilegalidad, Salinas se autoasignó G. 11 millones más (G. 5.500.000 por gastos de representación y G. 5.500.000 por responsabilidad en el cargo), lo que se sumó a su dieta habitual de G. 18 millones al mes, lo que equivale a un aumento del 61,1%.

Este “reajuste” quizá podría justificarse en el caso de que la empresa estuviera en un excelente momento financiero y con negocios florecientes, pero es sabido que parte del patrimonio histórico del ferrocarril se cae a pedazos en varios sitios, por ejemplo en Sapucái, donde la Villa Inglesa está en ruinas y los talleres fueron restaurados en 2011 con aporte privado (de los industriales metalúrgicos), y en Luque, donde la segunda estación más antigua del tren de los López está sostenida por puntales de madera y para tratar de recuperarla se ha recurrido a fondos del MOPC.

PUBLICIDAD

Los únicos ingresos mensuales de Fepasa no superan los G. 1.000 millones y provienen de entradas a museos, alquileres de locales y espacios para publicidad y servicios portuarios, según informe de la Dirección General de Empresas Públicas del Ministerio de Hacienda.

Otro beneficiado con la Res. 02/2016 fue el síndico José Luis M. Argaña González, que tuvo un adicional total de G. 4.400.000 (la mitad por gastos de representación y otra mitad por responsabilidad en el cargo).

¿Qué alegó Salinas?

Salinas alegó ante la fiscalía que dichas autoasignaciones se fijaron simplemente “en adición a la dieta establecida en la asamblea ordinaria de accionistas”.

Lo que no dice el denunciado es que la medida va justamente a contramano de decisiones del Poder Ejecutivo, que por Decreto N° 1507, del 21 de abril de 2014, bajó la dieta para el titular de Fepasa de los “hasta 250 jornales mínimos” (fijado el 21 de noviembre de 2013, Decreto N° 769), a 230 jornales mínimos como tope.

Va a heredar otro cuestionado

El Arq. Roberto Salinas fue reemplazado el jueves pasado al frente de Fepasa por Lauro Ramírez López, que hace “rekutu” en el cargo, donde ya estuvo entre 2003 y 2008. De esta forma, Ramírez va a heredar los jugosos “reajustes” hechos había sido en 2016 por su ahora antecesor en el cargo. El “nuevo” titular del ferrocarril ya viene con cuestionamientos desde su gestión anterior.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD