Inminente reactivación de industria del ka’e he’ê

La industria NL Stevia, mayor procesadora de ka’a he’ê (Stevia rebaudiana bertoni) de América, tras meses de interrupción por reacondicionamientos técnicos, volverá a operar desde el próximo mes, con nueva tecnología, informó ayer Julio Cazal, gerente general de la empresa de referencia.

“Estamos trabajando con expertos europeos en la adaptación de la nueva tecnología y en el desarrollo de nuevos proyectos”, explicó Cazal. Añadió que desarrollarán programas de cultivo con variedades mejoradas de alto rendimiento, pero que de todas maneras seguirán apostando a las variedades criollas, que son las que mejor comportamiento agronómico tienen en la pequeña finca campesina.

La fábrica de NL Stevia fue inaugurada, en Ypacaraí, el 9 de diciembre de 2008, y representó, inicialmente, una inversión de US$ 8 millones. Luego, a mediados del año pasado, interrumpió su actividad fabril para su reacondicionamiento tecnológico, fase que está llegando a término.

Cazal evitó dar cifras de los montos invertidos en el reacondicionamiento y se limitó a decir: “Fue una inyección importante”.

PUBLICIDAD

Inversionistas interesados en el rubro

Por otra parte, el presidente de la Cámara Paraguaya de la Stevia (Capaste), Lic. Juan Barboza, destacó que la próxima reactivación de la procesadora de ka’a he’ê, NL Stevia, está captando el interés de inversores franceses, españoles, alemanes y chinos.

“Están en el país varios inversionistas internacionales que apuntan al cultivo, la industrialización y el desarrollo de productos”, dijo Barboza.

La cristalizadora de ka’a he’ê “NL Stevia” está en Paso Puente, Ypacaraí, departamento Central, a 1,5 km de la Ruta II, en el ramal a Pirayú. La capacidad proyectada inicialmente era para procesar hasta 240 toneladas por año.

Según Rediex, Paraguay exportó en 2010 unas 9 toneladas de esteviósido (producto del ka’a he’ê); para el 2011, los envíos de esteviósido se elevaron a 15 toneladas, pero en 2012, tras la paralización de NL Stevia, bajaron a 3 toneladas.

Según Capaste, en el país existen entre 1.200 y 1.500 hectáreas de ka’a he’ê.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD