La empresa consentida por Escobar dejó obras inservibles en Troche

Una de las firmas más consentidas por el titular de Petropar, Sergio Escobar, para los millonarios negociados a través de la alcoholera de Troche es “Engineering SA”. Esta empresa, a pesar de haber realizado numerosas obras que jamás funcionaron, y otras que activaron a medias, volvió a ser adjudicada por US$ 4,2 millones para la planta de producción de CO2.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UEC3XA2YAFBHPOT6CXB4YMO2HU.jpg

Existe una larga lista de “obras” ejecutadas en la planta alcoholera de Petropar en Troche (Guairá) por la firma “Engineering SA” y que hoy no funcionan, mientras que otras instalaciones directamente jamás activaron. La empresa, representada por Juan Andrés Emilio Campos Cervera Arroyo, resultó ampliamente beneficiada por la administración de Sergio Escobar, titular de Petropar y funcionario consentido del presidente de la República, Federico Franco.

Entre las obras de “Engineering SA” en Troche está la torre de enfriamiento de agua, que actualmente funciona esporádicamente (foto de la derecha) y por la que Petropar pagó más de
G. 1.175 millones. La misma sufrió un desmoronamiento de sus paneles debido al peso excesivo del agua, que proviene de una altura de 30 metros y resulta claro que hubo un mal cálculo.

A ello se suma la instalación del filtro rotativo Oliver, proveído por “Engineering SA” por G. 1.649 millones, similar a otro que está tirado en el patio trasero de la alcoholera y que fue desmontado por resultar inviable en el proceso de producción. Hoy este equipo está taponado por incrustaciones de carbonato de calcio, por lo que está sin operar.

Igualmente, la misma firma privilegiada por Escobar se encargó de la instalación de 50 aspersores en las piletas para el proceso de aireación-oxidación en la degradación de vinaza, hoy abandonados e inservibles (foto arriba, izq), y por los que se facturó unos G. 1.700 millones. Otros inconvenientes ocurrieron con el separador de hollín, hoy fuera de servicio, al igual que la mesa alimentadora de caña de azúcar, que activa a medias.

Por si todo fuera poco, y con más tufo a corrupción, se le volvió a adjudicar por US$ 4,2 millones para la instalación de una planta de CO2 (dióxido de carbono), aunque ahora Petropar comunicó “la suspensión de los efectos del contrato” tras “publicaciones que ponen en tela de juicio el proceso de licitación”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.