La peor gestión de ANDE se localiza en el período 2013/2018, advierten

El período 2013/2018 debe caracterizarse como el de la “peor gestión” de una administración de la ANDE, advierte el Ing. Juan José Encina, expresidente de la Unión de Ingenieros de la ANDE (UIA) y presidente del capítulo local del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE). En ese lapso fue presidente de la estatal el Ing. Víctor Romero.

Preguntado sobre los factores que le indujeron a caracterizar de ese modo a la anterior administración de la empresa eléctrica, respondió lo siguiente: “dos años consecutivos de rentabilidad negativa, después de 15 años sin sobresaltos. Además, la ANDE fue multada con por US$ 48 millones debido una declaración indebida del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia”. 

El listado de cuestionamientos de Encina no se agotó en los dos puntos mencionados, añade, por ejemplo que, debido al incumplimiento del acuerdo operativo entre ANDE y Eletrobrás”, le costó a la estatal incrementar en un 30% sus gastos en concepto de compra de energía”. 

En rigor, deberíamos especificar, que no fue la empresa eléctrica la que pagó el costo del error de su administración de turno, sino que lo hicieron sus usuarios, tanto de la categoría residencial y, principalmente del industrial, así como los otras, porque el incremento al que se refiere Encina fue descargado por la administración Romero de la empresa eléctrica a través del l tarifazo que entró en vigencia en marzo de 2017.

PUBLICIDAD

Secuelas del tarifazo

Acerca de las consecuencias del tarifazo, el técnico señaló que el aumento tarifario, luego de 15 años sin variaciones de esta naturaleza, tuvo como resultado el aumento de la morosidad entre sus clientes, así como la reducción del ritmo de crecimiento del consumo de energía eléctrica del mercado nacional. 

Destacó igualmente que fue en el quinquenio de referencia que la eléctrica estatal recibió los “mayores montos” a través del presupuesto, así como de los recursos provenientes de la colocación de los bonos soberanos en el mercado bursátil internacional, más que “en ningún otro período”; sin embargo, las interrupciones del servicio eléctrico, “en vez de disminuir, aumentaron”, explicó.

Recordó que también en este lapso se incendiaron varias subestaciones eléctricas (Lambaré, San Lorenzo, Fernando de la Mora, etc.) hechos que causaron prolongados apagones con elevadas pérdidas a sus clientes.

Exportación cero

Agregó el Ing. Encina que entre el 2013 y el 2018, la ANDE dejó de exportar al sistema argentino parte de la producción de la central hidroeléctrica del Acaray, razón por la cual perdió un ingreso anual de alrededor de US$ 80 millones.

En este período, recordemos, cayó drásticamente el aprovechamiento de la energía de Yacyretá y aumentó la cesión a la Argentina, obviamente porque los valores de compensación que “pagan” a nuestro país les es mucho más convenientes. 

En esta suerte de “inventario de errores” perpetrados en la administración de la empresa eléctrica, Encina incluye la participación de su principal responsable en las negociaciones con Argentina sobre Yacyretá, que desembocaron en el Acta de Acuerdo Cartes-Macri de 2017, y en las Notas Reversales 2/17, de modificación del Anexo C del Tratado de Yacyretá, así como en la 6/14, de alteración del Anexo A o estatuto del ente binacional, “poco favorables a nuestro país”, según subrayó. 

“El broche de oro de esta gestión fue inaugurar una línea de transmisión en 500 kV, con circuito abierto, y que no cumple la función de transmitir energía de Yacyretá a Villa Hayes a partir de LP2 (Línea Paraguaya de transmisión N° 2) , sino la de un “novedoso Incrementador de tensión”, pero muy costoso”, concluyó. 

En la lista de secuelas del “tarifazo” de 2017, el técnico demuestra que , la tasa de crecimiento del consumo de electricidad cayó al 4,36% en 2017, luego de haber alcanzado picos como en el 2011, que fue del 10,28%.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD