Lista adicional de INC, para pedidos del presidente

La lista adicional de despacho, tantas veces cuestionada por los distribuidores legales, es normal entre los funcionarios de la Industria Nacional del Cemento (INC).

Periodistas de este diario, que se hicieron pasar por profesionales de la construcción pagaron a "gestores" de INC 21.000 guaraníes por bolsa de cemento para retirar una carga de 540 bolsas. Esto, además de los 34.000 guaraníes por bolsa abonados en caja de la estatal.

La orden de compra salió a nombre de Aurelio Torres Romero, uno de los tantos "maletineros" inscriptos en la lista de distribuidores de INC durante la administración de Gómez Verlangieri.

Como Torres ni siquiera cuenta con un depósito constituido, se acordó que la compra realizada no se registraría en la lista de despacho oficial de INC, sino que iba a estar la nómina adicional, por tratarse de una "carga del presidente". Así lo había explicado Ayala, quien en varias ocasiones mencionó que también tiene acceso a cargas "del diputado" (el audio está disponible en ABC TV).

Reiteradas veces, distribuidores legales de la cementera denunciaron que hasta el hermano del presidente de INC, el senador  liberal Ramón Gómez Verlangieri, consigue cargas de cemento que no aparecen en la lista oficial, sino solo en la adicional.

También llegaron a involucrar al pa’i Rafael Tanasio, párroco de Limpio (aunque esto aún no se ha comprobado), ciudad donde el titular de la cementera se desempeñó durante varios años como intendente municipal.

Compra de cemento

La compra del cemento fue realizada el 15 de febrero pasado y debía ser retirada de la planta de Villeta al día siguiente, como se puede observar en el contrato privado de compra venta.   

Sin embargo, al no retirar la carga en la fecha establecida, nuestros periodistas se comunicaban telefónicamente con Ayala todos los días y en dos ocasiones lo visitaron en la dirección de Torres.

Ante las reiteradas llamadas, Ayala respondió en más de una ocasión que los funcionarios de INC, Villeta, son "muy especiales", por lo que él prefiere trabajar con cargas de Vallemí, traídas por vía fluvial, de donde consigue hasta 10.000 bolsas de cemento por semana.

"No puede ser que no te den la carga, si es pedido del presidente. Cupo político es, tienen que entregarte", explicaba el gestor.   

Como luego de varios días aún no se retiraba el cargamento, Ayala nos puso en contacto con otro "gestor", aparentemente más cercano al presidente de INC, que se presentó como "Garay".   

Al comunicarnos a su línea telefónica, Garay aseguró que la carga ya fue autorizada por el presidente de la cementera y que figuraba en la lista adicional (audio en ABC TV).   

Incluso, nuestros periodistas se comunicaron en varias ocasiones con  funcionarios de INC del área de expedición de Villeta, para consultarles si la carga de Aurelio Torres se encontraba en la lista adicional. Los empleados ni siquiera negaban la existencia de esta nómina irregular, sino simplemente decían: "un momento, nos vamos a fijar".

En una ocasión, un empleado llegó a explicar que la lista adicional llega a ese departamento después del mediodía y que a veces se le agregan nombres a medida que transcurre la tarde.   

También llegamos a conversar, siempre por vía telefónica, con el jefe de expedición, David Espínola, contratado durante la administración actual. Cuando se le consultó sobre la carga en la lista adicional y se le dijo que ya estaba autorizada por el presidente de INC, respondió que desconocía esa autorización.   

Espínola advirtió que se debe tener cuidado con la compra de cemento, ya que "cualquiera puede comprar de INC" y agregó que "la venta está prácticamente liberada". En cuanto a la lista adicional, admitió que existe, aunque apuntó que solo se incluyen en ella las compras de constructoras.

Torres, el "maletinero"

Al realizar la compra por medio de Aurelio Torres, este  entregó la factura número 000013, en la que figura que su rubro es la "venta de productos diversos".

Si bien Torres está inscripto en la Secretaría de Tributación (SET), se trata de un distribuidor que figura solo en los papeles. En la factura legal proveída,  se pudo verificar que la dirección laboral  no corresponde a ningún depósito de material de construcción.

La dirección Sauce Nº 104 c/ Piribebuy, de la ciudad de San Antonio, existe efectivamente. Pero ABC verificó que en el lugar solo se encuentra una casa, como se observa en la fotografía.

Se consultó a las personas que habitan esa vivienda y también a los vecinos y dijeron que no conocen a  Aurelio Torres, como tampoco saben de la existencia de un depósito de material de construcción o algún negocio que se llame "AT" en esa zona.

Tras realizar estas averiguaciones, nuestros periodistas insistieron con el retiro de la carga de cemento y unos días después, el viernes 25 de febrero, se incluyó la compra realizada por medio de Torres en la lista de INC, pero no en la adicional, sino que en la oficial, que es publicada en el portal www.inc.gov.py.

Ese día nuevamente fue imposible retirar el cargamento debido a que la INC estaba con cargas pendientes de varios días. Finalmente, el pedido ingresó en el despacho programado para el lunes 28 de febrero y el camión fue cargado en horas de la noche.

Ejecutivo hace "oídos sordos"   

Distribuidores de cemento y gremios de la construcción denunciaron este tipo de irregularidades en innumerables ocasiones. Pero ninguna presión tuvo efecto ya que el mismo presidente de la República, Fernando Lugo, hace "oídos sordos" a todos los cuestionamientos realizados hacia  Gómez Verlangieri.

Tampoco el vicepresidente Federico Franco llegó a mostrar indicios de que le importe la situación de INC, una industria clave para el crecimiento económico del país que está en manos de políticos inescrupulosos.

 

Fotos: Andrés Cristaldo

 

Videos (abc.com.py)
Enrique Villamayor

 

Lea mañana: Gestores son denunciados por estafa