Pulseada entre Fiscalía y Aduanas por 640 bolsas de azúcar incautadas

La liberación de unas 640 bolsas de azúcar de 50 kg, incautadas por presunto contrabando, solicitó la fiscala María Estefanía González, mientras que Aduanas pide retenerlas hasta que el sumario de la institución concluya.

La Unidad número 4 del Ministerio Público, especializada en la lucha anticontrabando, a cargo de María Estefanía González, determinó que la causa 979/18, caratulada “Investigación fiscal sobre supuesto hecho punible de contrabando de azúcar en Arroyos y Esteros”, no constituye hecho punible, por lo que solicita a la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) la devolución de las 640 bolsas de azúcar a la firma Granos y Cereales SA.

La carga fue decomisada en un operativo efectuado el 19 de diciembre de 2018, y el hecho había sido informado y denunciado por la Policía Nacional como contrabando. Según el escrito presentado por la fiscala González a la DNA, “la pesquisa dio certeza de que la conducta denunciada no constituye hecho punible por lo que para esta fiscalía no corresponde mantener incautadas las mercaderías mencionadas”.

La representante del Ministerio Público intimó a la DNA, advirtiendo que en caso de incumplimiento de su solicitud remitirá los antecedentes a la Oficina de Denuncia del Ministerio Público, en este caso para la investigación correspondiente a los responsables del incumplimiento.

PUBLICIDAD

Por su parte, el director adjunto de Aduanas, Roberto Quiñónez, al ser consultado sobre el tema, señaló que desde el punto de vista de la entidad aduanera existen muchas dudas respecto al origen de la carga, pero que la confrontación entre las instituciones no conducirá a una solución.

Comentó que, aunque según la investigación del Ministerio Público en el caso no existiría hecho punible, todavía sigue en curso el sumario administrativo en Aduanas, y podría ser que se trate de contrabando, por lo que la carga no puede ser entregada antes de finalizar el proceso.

“La solución no es la confrontación, creo que con la mesa de trabajo público privada, donde participa la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y otros gremios, pueden establecerse protocolos a seguir para este tipo casos”, indicó Quiñónez.

Acorde con los datos de Aduanas, las dudas sobre el origen de la carga radica en que los lotes contemplados en los folios 01 y 10: “lote 18-264-1-8-6527” y “lote 18-215-4-5-2488”, del acta 431/19, carecen en realidad de un respaldo documental.

Igualmente, es muy dudoso que otra parte de la carga, en este caso el “lote 17-182-1-0-1057” y el “lote 17-196-5-1-0064”, no hayan sido declarados en el sistema VUE, según Aduanas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD