Seam ordena nuevo estudio de impacto ambiental en Archer

Las emisiones de la fábrica electrointensiva instalada por la firma Archer SA en la compañía Boquerón, entre Loma Grande y Nueva Colombia, deben ser medidas de nuevo para saber si realmente son contaminantes y afectan nocivamente a humanos y animales, como denunciaron los pobladores. La medida fue ordenada por la Seam.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XS2PMZNQNBE7HJXJUF4RMZ673A.jpg

LOMA GRANDE, Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). La Dirección General de Control de la Calidad Ambiental y de los Recursos Naturales (DGCCARN) de la Secretaría del Ambiente (Seam) dispuso, a través de la Resolución N° 107/2018, la obligación de realizar un nuevo “estudio de impacto ambiental (EIA)” sobre la actividad de la “planta de producción de carburo de silicio”, cuyo proponente es la empresa Archer SA.

La decisión de la Seam se sustenta en el proceso administrativo iniciado con motivo de las denuncias por contaminación realizadas por pobladores de la zona y luego de la suspensión del funcionamiento de los hornos de la referida empresa, dispuesta en su oportunidad por la Seam; y a consecuencia de los estudios requeridos por las áreas técnicas de la Seam.

Asimismo, la firma Archer emitió un comunicado en el que sostiene que con esta resolución la Seam los habilita para poner en funcionamiento los hornos durante el plazo necesario para que se pueda medir la emisión de gases. Sin embargo, este plazo, así como las condiciones de medición deberán ser aprobados por escrito por el ente.

PUBLICIDAD

Esto indica que aunque ya se emitió la orden de hacer otro estudio, todavía no hay fecha para que los hornos vuelvan a entrar en funcionamiento. Tampoco se tiene el nombre de la empresa que realizará las mediciones correspondientes para determinar si los gases emitidos son o no contaminantes.

Por otro lado, integrantes de la Contraloría Ciudadana que aglutina a representantes de Altos, Loma Grande, Nueva Colombia y San Bernardino manifestaron que no están de acuerdo con que la fábrica entre a operar sin que se instalen los equipos de mitigación de olores y cumplan con los requisitos establecidos en la mesa de trabajo interinstitucional conformada para solucionar el conflicto generado en la comunidad.

Gustavo Taboada, presidente de esa contraloría, manifestó que adoptarán medidas más fuertes en caso de que la fábrica entre nuevamente a operar en estas condiciones.

La fábrica fue clausurada por las autoridades comunales de Loma Grande y Nueva Colombia y por la Seam, luego de varias manifestaciones de pobladores de la zona, debido a los olores nauseabundos emitidos por la referida planta.

La actividad que es objeto de la suspensión se desarrolla en la propiedad identificada como fincas 501 y 58 y padrones N° 335 y 69, ubicada en Boquerón, distritos de Loma Grande y Nueva Colombia, en el departamento de Cordillera.

El carburo de silicio

El carburo de silicio proviene, según páginas especializadas de internet, de una combinación de coque de petróleo y cuarzo altamente puro o arena, que son fundidos a altas temperaturas en hornos electrónicos, y sus residuos en el aire pueden afectar la salud, advierten.

Los pobladores dicen que es imposible convivir con el olor de la fábrica de Archer SA.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD