Sistema adoptado fue “muy útil” para la ANDE

El cronograma de contratación, que originalmente preveía periodos de 20 años, por su inaplicabilidad, fue dividido en dos periodos de 10 años cada uno; pero posteriormente, mediante actos administrativos del directorio y consejo de Itaipú se cambió a contratos anuales, a través de cartas-convenios y cartas-compromisos, afirmó el ex titular de la ANDE y ex consejero de la binacional, Ing. Héctor Richer.

“Todo eso fue muy útil, porque Paraguay siempre tuvo la gran incertidumbre de cómo se comportaría su economía. Entonces, hacer contratos a 10 años hubiese sido muy comprometedor, porque obligaría a un pacto firme, sin tener conocimiento de cómo sería el comportamiento de la economía”, destacó.

Agregó que el tema central está en qué es lo que quiere la ANDE, si quiere seguir con contratos anuales, de cinco años o de 10 años, “todo depende de lo que le conviene como empresa y al país”.

En ese contexto, el ingeniero Richer señaló igualmente que una cuestión que se puede analizar es la definición de potencia y energía. “El Anexo C del Tratado solo habla de potencia instalada y potencia contratada y de toda la energía que corresponde a las partes contratantes”, dijo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD