Un nuevo hecho de violencia en el Club Centenario es indagado por dos fiscalas

Las fiscalas Sonia Mora y Fátima Britos investigan, en forma separada, un nuevo incidente, ocurrido el 25 de agosto pasado en el Club Centenario, en un hecho en el que hay acusaciones mutuas de violenta agresión física. Este caso se suma al de violación de una adolescente que se registró en noviembre de 2012 y que también es indagado por el Ministerio Público.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2004

Cargando...

Uno de los protagonistas es Rafael Ávila, quien presentó la denuncia ante la fiscala Britos.

El otro es Giuliano García Achón. Este caso lo lleva la fiscala Mora.

Ambos se declararon víctimas de agresión.

Por este motivo, las fiscalas realizaron las primeras diligencias que consistieron en la ratificación de las denuncias por parte de estas dos personas y el diagnóstico médico.

En el caso de Ávila, se pidió el historial clínico, ya que estuvo internado. Inclusive la fiscala Britos se constituyó en un sanatorio privado para retirar las documentaciones médicas.

El caso lo hizo público Ávila ayer a la tarde, a través de una entrevista en la 780 AM.

Contó que esa madrugada se retiraba de uno de los salones con su esposa del club social y se dirigía a su vehículo cuando escuchó que una mujer gritaba: “No me pegues más”.

“En ese momento no había guardias; éramos la pareja que estaba discutiendo y yo con mi señora. Entonces, le dije a este hombre: ‘Maricón, no le pegues más a tu novia’ y me responde: ‘Callate viejo de mierda, te voy a matar’”, explicó Ávila.

“En medio de la lluvia y el frío este joven (García Achón) me atacó, agredió a mi esposa. Yo caí al suelo y recibí golpes y patadas. La gente que estaba en el Centenario en un casamiento salió a ayudarme”, enfatizó.

Siguió relatando: “Yo tuve una operación a corazón abierto hace poco, un golpe en el pecho me puede matar; jamás agredí a este muchacho. Es más, no tuve opción de hacerlo, ya que me golpeó y caí al suelo”.

Ávila contó que fue llevado al sanatorio San Roque, donde llegó también García Achón sin remera.
“Este joven comenzó a destruir la sala de urgencias, golpeando las paredes y equipos”, aseveró.

La Fiscalía General del Estado dispondrá hoy que cada denuncia sea anexada a las causas ya formadas para que las fiscalas cotejen las versiones. Cuando sea necesario se acumularán en uno los dos casos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...