Flamante Hospital Ingavi sigue sin tener dónde arrojar desecho cloacal

El flamante Hospital Ingavi del Instituto de Previsión Social (IPS) ya no tendría previsto arrojar sus efluentes cloacales al arroyo San Lorenzo. Esto surgió a raíz de que el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sustentable (Mades) exigió un nuevo estudio de impacto ambiental.

Carlos Bruni, de la empresa Saluber Para-
guay, explica el funcionamiento de la planta de tratamiento de Ingavi.
Carlos Bruni, de la empresa Saluber Para- guay, explica el funcionamiento de la planta de tratamiento de Ingavi.

FERNANDO DE LA MORA (Antonia Delvalle C., corresponsal). El nuevo centro asistencial del IPS a inaugurarse próximamente, que costó unos US$ 70 millones y posee 600 camas y 22 quirófanos, sigue sin tener dónde arrojar su desecho cloacal. El plan inicial era conectar el sistema del Ingavi a la ahora inconclusa red de alcantarillado sanitario construido como parte del fallido Metrobús, aunque tampoco el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) había hecho aún la pileta de tratamiento en el barrio Santa María, por lo que el IPS había solicitado al Mades conectar provisoriamente al arroyo San Lorenzo.

El director de Infraestructura del IPS, arquitecto Gustavo Masi, había asegurado días atrás que los efluentes que va a lanzar el nuevo hospital saldrán sin contaminantes de su moderna planta de tratamiento interna, por lo que ni tan siquiera necesita pasar por el depósito a cargo del MOPC. Sin embargo, nunca acercaron todas las documentaciones al Mades para garantizar eso.

La directora de Evaluación de Impacto Ambiental del Mades, licenciada Carolina Pedrozo, explicó que el IPS solamente había presentado un informe de auditoría y la solicitud de un plan de ajuste del proyecto de gestión contenido en la licencia ambiental. Sin embargo, añadió que técnicos del Mades analizaron la información presentada y solicitaron un nuevo estudio de impacto ambiental con toda la información que eso conlleva.

PUBLICIDAD

Señaló también que en conversaciones con responsables de la previsional, estos refirieron que están analizando otras alternativas a proponer, que sería el vertido de efluentes en otra cuenca hídrica.

Pedrozo indicó que no puede dar más detalles porque oficialmente aún no les comunicaron a dónde sería el desagote. Expresó que todo surgió cuando Mades le devolvió a IPS el proyecto a través de la plataforma digital y se le solicitó la presentación de un nuevo estudio de impacto ambiental. “En este momento el proyecto está en la bandeja del IPS, ellos están compilando toda la información necesaria para remitir nuevamente el estudio de impacto ambiental”, acotó.

Mades esperará la confirmación de la existencia de otra propuesta de vertido y las documentaciones respectivas para que pueda ser procesada y analizada en forma conjunta con técnicos de la Dirección de Recursos Hídricos, la Dirección de Biodiversidad, dijo, asegurando que realizarán una evaluación multidisciplinaria para poder responder al IPS respecto a la viabilidad.

Plan B

En la reunión encabezada por el director de Infraestructura, arquitecto Gustavo Masi, había surgido volver al plan inicial del 2012, que era conectarse al proyecto del Itay. Este sería el “plan B”, dijeron, en caso de no concretarse el plan referido al arroyo San Lorenzo.

Al respecto, el gerente general de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Carlos López, dijo que sería viable desde los puntos de vista técnico, ambiental y jurídico.

Comenzó la mudanza

La mudanza de la parte administrativa del antiguo IPS Ingavi ya se está dando, y se está adecuando el sistema de oxígeno para el área de Urgencias para posteriormente trasladar allí el servicio, informó el director de la clínica periférica, doctor Rafael Calderoli. Afirmó que se irán cambiando de a poco los consultorios.

Explicó que el cambio al nuevo hospital es temporal, por unos cinco a seis meses, mientras se mejore y readecue las instalaciones donde se encuentran porque allí seguirá funcionando la periférica como un policlínico. En tanto el novel hospital funcionará como un centro de especialidades quirúrgicas, a cargo de otro director, que sería el doctor Aníbal de los Ríos, pero que allí ya quedará la farmacia, el servicio de Fisioterapia y laboratorio.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD