El 95% del agua que se consume en el Dpto. de Itapúa no está potabilizada

El 95% de las aguateras que distribuyen el agua que se consume en los hogares de Itapúa no cumple con la desinfección del líquido, según un estudio realizado por Erssan. El informe, que detalla el caso de cada uno de los 30 municipios, fue presentado a la Gobernación de Itapúa.

Planta potabilizadora de agua de la Essap  en Encarnación. La única en el interior del país que cuenta con un servicio que garantiza absoluta  calidad del vital líquido.
Planta potabilizadora de agua de la Essap en Encarnación. La única en el interior del país que cuenta con un servicio que garantiza absoluta calidad del vital líquido.

ENCARNACIÓN (Juan Augusto Roa, de nuestra redacción regional). El resultado del análisis realizado por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Erssan) indica que en el séptimo departamento existen un total de 549 proveedores de agua potable. Algunos son administrados por comisiones vecinales, mientras otros por juntas de saneamiento que funcionan en los distritos itapuenses.

Técnicos del ente estatal tomaron y analizaron un total de 573 muestras, de las cuales el resultado arrojó que solamente 28 prestadores del servicio, equivalente al cinco por ciento, cumplen con la desinfección del agua.

De este universo, en lo que se refiere a la calidad del agua, el 69 por ciento no cumple con los límites tolerables de calidad, lo que evidencia que el agua en las redes de distribución no está debidamente desinfectada, según detalla el informe.

PUBLICIDAD

Como conclusión del estudio se señala que existe inadecuada desinfección del agua debido a carencia de equipos o falta de insumos.

Trabajo de fondo

La directora de Ambiente de la Gobernación de Itapúa, ingeniera Tamara Villalba, señaló que a partir del informe comenzarán con una serie de reuniones de trabajo en los municipios, con técnicos del Erssan, a los efectos de ir corrigiendo la situación.

La funcionaria puntualizó que existen dos factores que influyen en esta situación. Uno de ellos es de tipo cultural. La gente no quiere consumir agua clorada, por el sabor que el cloro pueda tener, y en otros casos, porque las proveedoras no tienen la infraestructura necesaria para el proceso de cloración, por falta de recursos.

Si bien no se puede concluir que la gente está bebiendo agua contaminada, es una situación que amerita un trabajo sostenido y de fondo en cada municipio. Esta tarea queremos iniciar de inmediato y en el transcurso de esta semana, dependiendo de la disponibilidad de los técnicos del organismo regulador, señaló.

La desinfección del agua se realiza con cloro, para la eliminación de bacterias que pueden dañar la salud. Los agentes que pueden contaminar el vital líquido son las bacterias coliformes fecales, que pueden resultar dañinas para la salud humana, añadió la funcionaria.

Llamado de atención

La presidenta del Erssan, Cristina Muñoz, durante la presentación del informe señaló que varios proveedores también recibieron un llamado de atención por parte del ente regulador para que mejoren la calidad de su servicio. Dijo que unos 60 prestadores comunicaron sus acciones para ir mejorando, pero aún faltan muchos que no respondieron, pero el comité regulador seguirá insistiendo para que se haga cumplir la ley, adelantó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD