En San Ber no funciona aún planta móvil de Essap

La planta de tratamiento móvil de la Essap, que se presentó hace siete meses como una solución rápida a la falta de agua en San Bernardino, sigue sin funcionar. Dicen que se debe realizar una licitación para la adquisición de materiales fundamentales para su funcionamiento.

La planta de tratamiento móvil de la Essap sigue sin funcionar, pese a que se presentó como una solución rápida a la falta de agua potable en San Bernardino.
La planta de tratamiento móvil de la Essap sigue sin funcionar, pese a que se presentó como una solución rápida a la falta de agua potable en San Bernardino.

SAN BERNARDINO, Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay SA (Essap) anunció a finales de enero de este año, con bombos y platillos, la instalación de una planta de tratamiento móvil en esta ciudad con el objetivo de ampliar, mejorar y garantizar el servicio de agua potable durante la temporada veraniega.

Los trabajos de instalación se iniciaron el 1 de febrero. Sin embargo, pasaron siete meses y la planta ni siquiera cuenta con motobombas, transformador, conexión eléctrica y equipamientos de laboratorio.

El gerente de la Essap, Carlos López, había dicho que el sistema de tratamiento estaría operando a fines de febrero de este año. Pero, no se cumplió por cuestiones burocráticas, afirmó ayer López.

PUBLICIDAD

Expresó que tuvieron que realizar un estudio de impacto ambiental y ahora se encuentran gestionando un permiso municipal, requisito previo para realizar el llamado a licitación a través de Contrataciones Públicas (DNCP). Es para la compra de materiales requeridos y los trabajos finales, aseguró.

Afirmó que la planta de tratamiento estaría operando a más tardar en dos meses cuando se inicie la temporada veraniega.

Sin embargo, los usuarios de la zona dudan de esta nueva promesa.

Más pozos

La aguatera, para “solucionar” la actual falta del vital líquido en la Villa Veraniega perforó un quinto pozo en la compañía Tucanguá de Altos. El trabajo se realizó a través de un convenio con el Servicio de Saneamiento Ambiental (Senasa).

En la actualidad la planta principal de captación de aguas del Lago Ypacaraí, tiene una capacidad de 320 metros cúbicos por hora.

Con el funcionamiento del quinto pozo y la planta de tratamiento móvil con 100 metros cúbicos hora se tendría apenas un 25% de aumento en la capacidad de provisión de agua.

Advertencia y amonestación

El jefe de la planta de tratamiento de la Essap en San Bernardino, Nicolás Martínez, había advertido en febrero pasado que el proceso para la instalación y puesta en funcionamiento del equipo móvil demoraría dos o varios meses. Martínez fue amonestado luego de realizar estas afirmaciones y se le prohibió dar declaraciones públicas. La aguatera luego intentó desmentirlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD