Insisten en la contratación de un avión “supertanker”

Los pequeños aviones hidrantes son rebasados por la intensidad de los incendios que son atizados por los fuertes vientos del norte en Alto Paraguay. Ante esa situación los productores insisten en la necesidad de que el Gobierno contrate un “supertanker” similar al utilizado por el gobierno boliviano.

Personal de una estancia de la zona de Chovoreca observa el avance de incendio.
Personal de una estancia de la zona de Chovoreca observa el avance de incendio.Archivo, ABC Color

BAHÍA NEGRA (Carlos Almirón, corresponsal). La reactivación de voraces focos de fuego en la zona del cerro Chovoreca y del pantanal paraguayo ayer nuevamente encendió la alarma en el Departamento de Alto Paraguay. Las grandes cortinas de las incontrolables llamas causan asombro y temor en el sector de la reserva y, según los datos, solo en el Alto Chaco habrían arrasado 30.000 hectáreas en un mes.

Equipos de bomberos voluntarios, efectivos militares y personal de las estancias realizan arriesgadas tareas en tierra para tratar de frenar el avance del incendio. También, desde el aire, con los pequeños aviones hidrantes con capacidad de transporte de 2.500 litros de agua procuran sofocar las llamas.

El presidente de la Asociación Agropecuaria Agua Dulce, Celso Muxfeldt, indicó que el trabajo de los aviones hidrantes es muy eficaz para atacar las bocas de fuego; no para eliminar.

PUBLICIDAD

Con diez aviones de este tipo la capacidad máxima de transporte de agua es de 20.000 a 23.000 litros, mientras un supertanker llega a casi 100.000 litros, explicó.

Considerando que la posibilidad de que llueva en la zona es mínima, habría que pensar en conseguir los servicios de ese tipo de avión, dijo Muxfeldt. A inicio de esta semana hizo similar pedido y el ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, dijo que no era necesario.

Sin embargo, el jueves último el presidente de la República Mario Abdo Benítez informó que pidió al gobierno de la Federación Rusa considerar la posibilidad de “tener disponible” un avión supertanker para enviar a nuestro país a combatir los incendios.

No se avizoran lluvias

El pronóstico no es alentador para el Chaco paraguayo, ya que no se avizoran lluvias próximas, dijo Roberto Salinas, gerente de Climatología de la Dirección de Meteorología e Hidrología. En Alto Paraguay, en el epicentro de los incendios, por de pronto se anuncian vientos del sector sur hasta el martes, lo que causa cierta tranquilidad porque genera una disminución de la fuerza del fuego. En el Alto Chaco la temporada de lluvia es de noviembre a febrero, por lo que la población está preocupada por lo que pudiera suceder en el casi mes y medio que falta para que se inicie el ciclo de precipitaciones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD