Junta suspende a ediles tras pedir informe al intendente de Guarambaré

Siete concejales se aliaron para suspender en forma ilegal por 60 días y sin goce de sueldo a dos ediles por pedir informes de su gestión al intendente José Vallejos (colorado cartista). Varias obras, en su mayoría de pésima calidad, habrían sido sobrefacturadas. También existirían empresas de maletín manejadas por los concejales.

José Vallejos (colorado cartista), intendente.
José Vallejos (colorado cartista), intendente.

GUARAMBARÉ (Higinio R. Ruiz Díaz, corresponsal). La Junta Municipal de esta ciudad, con siete votos, sancionó a los concejales Antonino Benítez (colorado añetete) y Freddy Jara (FG), por un periodo de 60 días, sin goce de dieta y de gastos de representación.

La arbitraria medida fue adoptada ayer durante la sesión ordinaria de la corporación legislativa. El hecho generó reacción de repudio de gran sector de la ciudadanía y no descartan una medida de protesta en contra de los ediles “aliados” del intendente José Vallejos (colorado cartista).

La corporación legislativa comunal conformó una comisión especial a pedido del propio jefe comunal “para investigar y sancionar” a los ediles detractores. Ante la falta de argumentos, aplicaron arbitrariamente el reglamento interno para materializar el atropello.

Aplicaron el artículo 47 del reglamento interno que dispone que “una mayoría de dos tercios puede aplicar sanciones a los ediles cuando se recurre a agravios contra algún miembro de la corporación o inconductas que afecten el decoro del colegiado”.

PUBLICIDAD

Además, la Junta integrada por doce ediles violó su propio reglamento que exige dos tercios de los votos para aplicar sanciones. Necesitaban ocho votos y solo lograron siete, pero igual dejaron firme la suspensión.

“Es totalmente absurdo lo que hicieron; primero que no tenían argumentos y segundo violaron el reglamento interno para sancionarnos porque para castigar a un edil se necesitan dos tercios de los votos de la Junta y ellos solo con siete nos sancionaron porque tenían la orden del intendente”, expresó el concejal Antonino Benítez.

Agregó que durante el tratamiento del balance de la ejecución presupuestaria del año 2019 cuestionó algunas obras mal hechas, como el empedrado de calles que no cumplen las especificaciones técnicas y otras que quedaron inconclusas. Comentó que durante la plenaria dijo que “los concejales no pueden bajar la cabeza ante hechos irregulares”, expresión que fue calificada de “agraviante” por sus pares.

Por su parte, el edil Freddy Jara solicitó informes al ejecutivo comunal sobre la construcción de una vereda de siete cuadras. La Junta autorizó una inversión de G. 100 millones en la obra, pero la Intendencia utilizó G. 192 millones, casi el doble. Además, la construcción es de pésima calidad y quedó inconclusa, denunció.

PUBLICIDAD

El balance de gestión del intendente fue aprobado gracias al voto doble del presidente de la Junta Municipal, Hugo Narváez (colorado cartista).

Además de Narváez, por la sanción a Jara y Benítez votaron los liberales Luis Ruiz Díaz, Zeneida López; los colorados Cándido Arrúa y Eralio Unzaín; Daniel Argüello (PEN) y Óscar Cantero (independiente).

Intentamos escuchar la versión de Narváez, pero no atendió nuestras llamadas a su celular. Estamos abiertos en caso de que desee referirse a las denuncias.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD