En el Sur, plan de reactivación del ferrocarril quedó en “palada inicial”

Un solitario monolito es el testimonio –por ahora falso– que queda en Encarnación de un plan de reactivación del ferrocarril, en su momento “herido” de muerte por Yacyretá, pues las aguas del embalse de la represa afectaron buena parte de las vías en el departamento de Itapúa. En diciembre de 2011 se anunció pomposamente el inicio de un tramo del nuevo tendido de rieles, pero todo quedó en la “palada inicial”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/D4FMDUS35RH67LOJ6JUIIVRLIQ.jpg

Cargando...

ENCARNACIÓN (Juan Augusto Roa). En 2011 se presentó con “bombos y platillos” un proyecto de reactivación del ferrocarril con la construcción del primer tramo del nuevo tendido de rieles y se dio la “palada inicial” de la futura estación Santa María. Pero ambos quedaron en el olvido y hoy ponen al descubierto el desinterés político sobre el potencial que ofrece este medio de transporte para el desarrollo de la región.

El perjuicio ocasionado por las obras de la represa obligan a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) a la reposición funcional del ferrocarril (tras su privatización, el Ferrocarril Central del Paraguay se convirtió en Ferrocarriles del Paraguay SA, Fepasa). Esto implica la construcción del tramo ferrocarrilero Encarnación-Artigas, para su conexión posterior con la capital del país.

Un primer tramo –ya licitado y adjudicado– comprende nueve kilómetros de vía férrea desde la estación Pacú Cua hasta el barrio Santa María, en el límite entre los distritos de Encarnación y Cambyretá, con tres puentes a nivel y un túnel bajo la ruta troncal 14 y dos estaciones, una de ellas en cercanías del puente internacional, en reemplazo de la desaparecida estación Pacú Cua, que se encontraba a orillas del río Paraná, así como otra en reemplazo de la desaparecida estación ubicada en el microcentro de la ciudad.

Esta primera fase fue adjudicada a la empresa Consorcio Ferrovial Paraguay, a través del llamado a licitación número 469 de la EBY. La obra fue adjudicada por Resolución 3185 del Consejo de Administración de la entidad por un monto de G. 84.373 millones (unos 20 millones de dólares).

El contrato para el inicio de obra se firmó en 2012, con un plazo de ejecución de 12 meses. A esta altura, la obra tendría que estar casi por terminar, pero los trabajos nunca se iniciaron.

Un segundo tramo ferroviario se debe extender desde la Ruta VI hasta la ciudad de General Artigas (unos 80 kilómetros), pasando por Fram, pero al tenor de los acontecimientos, esto parece un hecho muy lejano aún. Los estudios de factibilidad para este tramo también están pendientes todavía.

Actualmente, en la estación Pacú Cua –que en rigor funciona en un predio alquilado a la empresa de transportes Custodia SA– se encuentran cuatro locomotoras a vapor todavía en funcionamiento y una quinta locomotora desarmada.

A esto se suman unos 40 vagones de carga todavía en condiciones de operar y una gran cantidad de rieles en desuso, los que quedaron de un remate de las vías férreas efectuado por Fepasa entre el 2003 y el 2004.

Cero actividad

“Hace aproximadamente un mes y medio que no tenemos ninguna actividad”, sostuvo Eladio Martínez, quien oficia de jefe de estación y tiene a su cargo a tres operarios, “con quienes cuidamos el lugar”, según explicó.

Las máquinas son empleadas en ocasiones para acomodar las formaciones de vagones de carga que llegan desde Argentina con sus cargas de cemento o fertilizantes. “Ahora tenemos un cargamento de cemento portland que está para ser descargado”, dijo. Señaló que las viejas máquinas a vapor son utilizadas para las tareas de mover los vagones y nada más, pues las únicas que cruzan el puente internacional son las máquinas de una empresa argentina.

“En 2010 nosotros empezamos a tener problemas para operar, porque debido a la suba del embalse de Yacyretá se había cortado un tramo de vía férrea en el lado argentino y como consecuencia dejaron de venir los trenes con carga. Ahora, en el lado argentino ya tienen todo resuelto, repusieron ese tramo de vía que se inundó, mientras que nosotros todavía estamos a la espera sin saber qué va a pasar”, señaló el funcionario.

Semanas atrás, en el lado argentino, incluso ya fue habilitado un puente ferroviario sobre el arroyo Zaimán, ubicado a las afueras de la ciudad de Posadas, capital de la provincia de Misiones, con miras a su integración al sistema ferrovial que une ambos países a través del puente internacional San Roque González de Santa Cruz.

Intentamos obtener alguna información de la EBY sobre el proyecto ferrocarril, pero la respuesta fue que con los últimos cambios tras la asunción del nuevo gobierno nadie está en condiciones de decir nada.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...