Proceso como represalia

La concejala de Presidente Franco María Bartola Fernández (PDP) fue imputada por el fiscal de Presidente Franco, Édgar Torales, por el delito de nepotismo por ubicar a cuatro familiares en la comuna franqueña. 

La edil denunció que se trataría de una represalia, ya que ella encabezó denuncias sobre la mala administración de los exintendentes de la ciudad.

Según la imputación, la concejala Fernández ubicó a cuatro parientes en la Municipalidad franqueña sin concurso previo. Se trata de sus hijos Ana Laura Martínez Fernández, con un salario de G. 1.700.000, y Marcelo Manuel Martínez Fernández, con sueldo de G. 1.500.000; y de sus sobrinos José Augusto Fernández, con remuneración de G. 1.400.000, y María Antonia Álvarez Fernández, con sueldo de G. 1.200.000.

La investigación fiscal se inició a raíz de la denuncia de Alcides Rodas Giménez, quien presentó una publicación periodística en la que la concejal Fernández admitió que operó para la contratación de familiares. El fiscal Torales pidió cuatro meses de plazo para culminar las pesquisas y para presentar el requerimiento final.

PUBLICIDAD

La concejala Fernández dijo que está claro que es una represalia. “Que se les investigue a los que se tienen que investigar. Cómo es que ven el saqueo que hubo por tantos años en la Municipalidad y no solucionan ese problema”, añadió.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD