Brexit sigue en punto muerto

LUXEMBURGO (AFP). El primer ministro británico, Boris Johnson, y el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, no lograron ayer despejar el escenario de un brexit sin acuerdo, a 45 días del divorcio.

El premier, que llegó al poder en julio y busca retirar la conocida como ‘salvaguarda irlandesa’, aseguró que existe una “buena posibilidad” de alcanzar un acuerdo de divorcio, pero que cualquier eventual pacto requerirá “movimiento” por parte de la UE.

El último escollo en el divorcio sigue siendo este mecanismo de último recurso, conocido en inglés como ‘backstop’ y que busca evitar una frontera para bienes entre Irlanda, miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte, tras el brexit.

La predecesora de Johnson en el número 10 de Downing Street, Theresa May, pactó con la UE que este mecanismo entraría en vigor al término de una período de transición posbrexit, si Bruselas y Londres no logran una alternativa mejor en el marco de un eventual acuerdo de libre comercio.

PUBLICIDAD

Este pacto fue rechazado por el Parlamento británico.

Johnson pide su retirada del acuerdo, pero los europeos le urgen a presentar alternativas que respeten el espíritu del pacto o a mantenerlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD