Firma de Lava Jato envuelta en obras en Bolivia y en campaña de Bachelet

Nuevas revelaciones de la operación Lava Jato, el mayor operativo anticorrupción en el Brasil con repercusiones internacionales, muestran donativos a la campaña de Michelle Bachelet y obras irregulares en Bolivia.

Bajo el gobierno de Lula da Silva se montó la mayor red de corrupción en la historia del Brasil.
Bajo el gobierno de Lula da Silva se montó la mayor red de corrupción en la historia del Brasil.GENTILEZA

SÃO PAULO (EFE). El expresidente de la constructora OAS afirmó en el marco de un acuerdo de colaboración con la justicia que el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva intermedió entre la empresa y los Gobiernos de Bolivia, Costa Rica y Chile y pidió una donación de recursos para la campaña de la expresidenta chilena Michelle Bachelet.

De acuerdo con lo publicado por el diario Folha de São Paulo, Pinheiro reveló a las autoridades que Lula, actualmente preso por corrupción, pidió recursos a OAS para la campaña de la entonces candidata presidencial Bachelet en 2013.

Tras la solicitud, el empresario pagó 101,6 millones de pesos chilenos (hoy unos 143.000 dólares) para “la campaña de Bachelet”.

PUBLICIDAD

Ese valor, afirmó, fue depositado a través de un contrato ficticio firmado con la empresa Martelli y Asociados, ya que OAS temía perder la adjudicación de una obra para la construcción de un puente al sur de Chile.

Pinheiro también contó que, en el caso de Bolivia, OAS asumió en 2009 una obra que le había dado problemas a otra constructora brasileña tras las exigencias de Lula, quien desde abril de 2018 está preso, con dos condenas por corrupción.

El empresario advirtió a Lula que la obra provocaría un prejuicio económico a la constructora, pero el entonces mandatario brasileño aseguró que Morales “estaría dispuesto a compensar económicamente a la empresa, adjudicando otro contrato”.

En el caso de Costa Rica, Lula habría sido contratado por la propia OAS por 200.000 dólares para “influir en negocios de la empresa”.

Leo Pinheiro es quien financió un apartamento para Lula a cambio de favores políticos a OAS, proceso por el cual el expresidente fue condenado y se encuentra preso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD