Informe de ONU alerta sobre efectos del calentamiento en el nivel del mar

Según el borrador de un informe de expertos climáticos de la ONU obtenido, con una subida de 2 ºC en el mundo, en el que los casquetes polares seguirán derritiéndose, la subida del nivel del mar terminaría obligando a desplazar a millones de personas de las áreas costeras.

PARÍS (AFP). Algunas comunidades, especialmente en las regiones polares, corren el riesgo de “alcanzar el límite de adaptación mucho antes de finales de siglo”, y algunos Estados insulares podrían volverse “inhabitables”, según el informe de la ONU.

Según las proyecciones, el 31% de la población de Hong Kong podría hallarse bajo el agua, así como el 39% de Shanghái, el 27% de Bombay, el 24% de Calcuta, el 92% de Ámsterdam, el 42% de Bangkok y el 43% de Miami.

Ahí donde se dispondrá de los medios técnicos y financieros necesarios, será posible evitar la sumersión. Nueva York por ejemplo prevé obras de protección por un coste de varios miles de millones de dólares.

PUBLICIDAD

Según un estudio publicado en 2018 en la revista Science Advances, la mayoría de atolones tropicales serán inhabitables para 2050.

No porque habrán desaparecido bajo el agua -lo que no debería producirse antes de 2100 o 2150-, sino porque la frecuencia de las inundaciones marinas puede provocar la contaminación del agua potable.

Frente a este sombrío panorama, “muchos gobiernos de pequeños Estados insulares se hallan en un dilema”, según François Gemenne, especialista en geopolítica del medioambiente de la Universidad de Lieja (Bélgica).

“Negociar acuerdos de migración podría parecer una buena estrategia”, explica a la AFP. Pero “estiman que eso significaría tirar la toalla frente al cambio climático”.

Ya se trate de pequeñas islas o de grandes ciudades costeras, esta “redistribución de una parte de la población mundial” deberá hacerse de forma “organizada” a lo largo de “varias generaciones”, según Gemenne.

“Lo peor que podríamos hacer es esperar el último momento y vernos obligados a lanzar operaciones humanitarias para reubicar con urgencia estas poblaciones sin que puedan decidir dónde rehacer sus vidas”. Y aunque estos movimientos de población serán principalmente internos, según los expertos, también serán dificultosos.

El aumento del nivel del mar no es además el único efecto del calentamiento global llamado a echar a cada vez más personas de sus casas.

Presión juvenil

NACIONES UNIDAS, Estados Unidos (AFP). Tras manifestar masivamente en las calles del planeta, los jóvenes reunidos ayer en la primera cumbre por el clima de la ONU aseguraron que no se detendrán hasta que los gobernantes adopten acciones concretas para frenar el calentamiento global.

“Mostramos que estamos unidos y que los jóvenes somos imparables” , dijo al inaugurar la cumbre juvenil la activista Greta Thunberg.

Más de 500 jóvenes activistas de varios países fueron invitados por las Naciones Unidas para participar en esta inédita cita antes de la llegada a Nueva York de los líderes mundiales para una cumbre sobre el clima el lunes y la Asamblea General el martes.

Probables escenarios

El preinforme de la ONU indica que el alza del nivel de los mares podría desplazar a 280 millones de personas, si se da un alza de 2 °C de la temperatura mundial.

Comparado con el fin del siglo XX, el nivel de los océanos debería aumentar más o menos unos 43 centímetros (29-59 cm) de aquí a 2100 si el calentamiento global se mantiene en 2 °C.

Aumentará en 84 cm (61-110 cm) si las tendencias actuales continúan, lo que podría llevar a un calentamiento global de entre 3 °C o 4 °C.

En el siglo XXII, el ritmo de aumento del nivel del mar podría incrementarse de 3,6 milímetros por año, que se experimenta en la actualidad, a “varios centímetros” más.

Los daños causados por las inundaciones podrían aumentar de 100 a 1.000 veces de aquí a 2100.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD