EE.UU. consigue tregua en ofensiva turca en Siria

Estados Unidos logró un alto al fuego en la ofensiva que Turquía lanzó el pasado 8 en el noreste de Siria, para alejar de sus fronteras a las milicias kurdas, para evitar que tengan contacto con las minorías turcokurdas, donde operan grupos separatistas.

Tregua en el noreste de Siria
Tregua en el noreste de SiriaArchivo, ABC Color

ANKARA (EFE, AFP). “Hoy, Estados Unidos y Turquía han acordado un alto el fuego en Siria”, dijo el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en una rueda de prensa en Ankara después de reunirse con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

También el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, participó en el encuentro, cuyo objetivo era poner fin a la ofensiva que Ankara lanzó el 9 de octubre pasada bajo el nombre de “Operación Fuente de Paz”.

El fin de la operación “Fuente de Paz” significa también que Washington no aplicará sanciones económicas contra Turquía, como había advertido antes el presidente estadounidense, Donald Trump.

PUBLICIDAD

“Este acuerdo es posible gracias a las buenas relaciones entre los dos dirigentes”, declaró Pompeo, en referencia a Erdogan y Trump.

“Estados Unidos está definitivamente en contra de la operación turca en Siria, lo ha dicho abiertamente Trump”, recordó el secretario de Estado.

Por su parte, el vicepresidente Pence declaró que EE.UU. y Turquía han acordado la retirada de las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG) de una franja fronteriza de 20 millas (32 kilómetros) de ancho en las próximas 120 horas, es decir, en 5 días.

PUBLICIDAD

Momentos después de la rueda de prensa de Pence y Pompeo, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, compareció para confirmar el acuerdo, si bien lo presentó con algunas diferencias respecto a la versión de sus colegas norteamericanos.

“Nosotros suspendemos nuestra operación durante cinco días, y le pondremos fin cuando se haya retirado el grupo terrorista”, dijo Çavusoglu, en referencia a las milicias kurdas.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), la alianza de milicias encabezada por kurdos, aseguraron en un comunicado que están “comprometidos” con el alto el fuego y pidieron que Turquía también se comprometa.

Las ofensiva turca no se dirige contra Siria, sino contra las milicias kurdas, que Ankara considera terroristas por sus vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, grupo radical turcokurdo).

Implementación

Un documento de 13 puntos en turco e inglés, difundido a la prensa momentos más tarde por la oficina de comunicación de la Presidencia turca, afirma que “la zona segura estará primordialmente bajo control de las Fuerzas Armadas turcas”, si bien añade que “ambas partes incrementarán su cooperación en todas las dimensiones” de la implementación del acuerdo.

Lo que no ha quedado claro es qué es lo que cede Turquía en este pacto, porque sobre el papel más bien parece que consigue el cien por cien de sus objetivos en el noreste de Siria, y ahora con el respaldo de Estados Unidos.

No se discutió la posible llegada a la zona del Ejército regular de Damasco, tal y como prevé un acuerdo alcanzado esta semana entre las YPG y el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

Es probable que este aspecto se tratará en la reunión que celebrarán el próximo 22 de octubre Erdogan y su homólogo ruso, Vladímir Putin, que, a su vez, apoya al gobierno sirio de Al Asad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD