Separatismo catalán llama a huelga

BARCELONA (AFP, EFE). Barcelona vivió ayer su cuarta jornada de movilización ultranacionalista contra la condena a nueve de sus líderes, por sus acciones violentas y malversación de fondos durante el intento separatista de 2017.

La movilización tendrá su punto culminante hoy, con la llegada a Barcelona de las cinco marchas y la huelga general prevista.

Las protestas continuaron en vísperas de una jornada de “huelga general” en Cataluña, que en Barcelona coincidirá con la llegada de cinco marchas procedentes de otras tantas ciudades de esta región española.

La jornada comenzó con una marcha de estudiantes en huelga, unos 25.000 según la policía municipal barcelonesa.

PUBLICIDAD

Por la tarde hubo una concentración, con unos 13.000 participantes.

Como se ha dado durante todos estos días, los radicales levantaron barricadas en las calles con contenedores de basura, y le prendieron fuego.

En los días previos, los ultranacionalistas, con la cara cubierta, lanzaron cócteles molotov y ácido a la Policía.

PUBLICIDAD

La violencia de las protestas llevó incluso a los propios líderes separatistas a intentar desmarcarse de ellas, aunque sin mucha convicción.

Conminado por el presidente español Pedro Sánchez, el presidente regional catalán, el separatista Quim Torra, condenó la violencia la medianoche del miércoles, pero luego en un discurso ante el Parlamento regional, ayer, se reafirmó en su desafío al poder central.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD