América Latina debe prepararse para lo peor de la pandemia aún por llegar

América Latina comienza a suavizar las medidas ante el coronavirus en busca de la “nueva normalidad” , pero la amenaza de que lo peor está por llegar le acecha y los expertos advierten sobre bajar la guardia.

COVID-19 EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
COVID-19 EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBEgentileza

MONTEVIDEO (AFP, EFE). Dos meses después de registrar en São Paulo el primer caso, la cifra supera los 10.000 muertos y los 200.000 contagiados en esta región con 1.010 millones de habitantes, lejos aún de los crudos números de Estados Unidos, Italia o España.

Brasil encabeza los decesos (5.017), y le siguen México (1.569), Perú (943), Ecuador (883), República Dominicana (293) y Colombia (278), según un recuento a partir de fuentes oficiales.

La respuesta rápida de los gobiernos, con cierres de fronteras, cuarentenas obligatorias e incluso toques de queda, les permitió ganar tiempo para ampliar la capacidad de atención reconvirtiendo centros de convenciones en salas hospitalarias, adquiriendo equipos y sumando hospitales privados a la campaña.

Pero ahora tratan de hallar un equilibrio entre estas medidas de contención y la reactivación económica, y tras el shock inicial, las poblaciones comienzan a salir del letargo.

PUBLICIDAD

No bajar la guardia

Pero “relajar las medidas de inmediato podría ser desastroso”, dijo el director del departamento de enfermedades transmisibles y análisis de salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Marcos Espinal.

Los países “no deben bajar la guardia hasta que no veamos signos de que el brote no solamente haya llegado a su pico, sino que tengamos varios días con una disminución constante de los casos”, agregó.

El organismo compara el escenario actual de la región al de Europa hace seis semanas y espera que el número de casos aumente.

PUBLICIDAD

Más pruebas diagnósticas

Una encuesta reciente de la firma Fine Research a 2.253 doctores que están en primera línea de atención del covid-19 en Latinoamérica arrojó que el 76% cree que sus países están poco o nada preparados ante la pandemia, cuando buena parte del subcontinente debe pasar además la prueba del invierno austral.

Los médicos consultados dijeron que les preocupa en especial la falta de pruebas diagnósticas y de equipamientos de protección del personal sanitario, así como de camas de terapia intensiva, respiradores y, eventualmente, profesionales, si la pandemia mantiene el ritmo actual.

Integración regional

América Latina se enfrenta al coronavirus con la ventaja de poder adelantarse a su expansión, pero con grandes carencias como el de la falta de integración regional, clave en estos momentos.

Y en ese contexto, se hace muy necesaria la integración regional dijo la excanciller argentina Susana Malcorra, una de las participantes en el debate virtual organizado por el Real Instituto Elcano, que realizó un balance político, económico y social del covid-19 en Latinoamérica.

La pandemia está profundizando la falta de integración de la región “una carencia que siempre ha tenido”.

Malcorra recordó que desde el inicio de la pandemia no se han celebrado mesas de diálogo, ni de intercambio de información y experiencias.

El control de las fronteras es un ejemplo de esa necesidad de alcanzar soluciones en conjunto.

Más de 200.000 casos

El número de fallecidos por coronavirus en América Latina y el Caribe es de 10.642 y los contagios 203.429, según un balance realizado hasta ayer a partir de datos oficiales.

Brasil suma más de la mitad de los muertos en la región y, según expertos, el número real de contagiados podría ser entre 12 y 15 veces superior al oficial por la poca disponibilidad de test.

Le siguen México con 1.569 decesos, Perú con 943 y Ecuador con 883. Las comparaciones son, sin embargo, difíciles debido a las políticas dispares de los diferentes países para contabilizar y realizar sus pruebas de diagnóstico.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD