Descalabro de Marina, el fracaso de Dilma

SÃO PAULO, BRASILIA (EFE, AFP). La candidata presidencial ecologista Marina Silva anunció que hará “oposición” después de pasar de ser la tercera más votada en las dos últimas elecciones brasileñas con unos 20 millones de votos a ocupar la octava posición en los comicios del domingo con apenas 1 millón de sufragios.

Silva empezó la carrera presidencial con un apoyo del 15%, según los sondeos de opinión, pero con el paso de las semanas fue perdiendo simpatías hasta recibir apenas un 3%. 

Sin embargo, los resultados del domingo fueron todavía peores ya que la ecologista consiguió un 1% de los votos, según los resultados oficiales. 

La exministra en el Gobierno de Lula da Silva no desveló si apoyará al ultraderechista Jair Bolsonaro o al progresista Fernando Haddad, quienes se medirán en una segunda vuelta. 

“Aún vamos a discutirlo, haremos una discusión, pero lo que sí podemos decir es que no tenemos identificación con ningún proyecto autoritario”, concluyó. 

Por su parte, la expresidenta izquierdista Dilma Rousseff, destituida en 2016 por el Congreso, no consiguió escaño en el Senado por el estado de Minas Gerais. 

Rousseff quedó en cuarto lugar, lo que la excluyó de hacerse con uno de los dos escaños otorgados por ese estado. 

Los analistas consideran que es un “duro golpe” político para Dilma y afirman que resulta de un fuerte sentimiento “antipetista”, que asocia al partido del encarcelado expresidente Lula da Silva con la corrupción y al de su sucesora Rousseff con el mal manejo económico.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.