EE.UU. declara como grupo terrorista a la poderosa fuerza militar iraní

Los EE.UU. incluyeron en su lista de grupos terroristas a los Guardianes de la Revolución, cuerpo militar del régimen teocrático iraní, con gran influencia en Oriente Medio, donde interviene directamente o a través de otros grupos armados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/37E3I2AL75FG3KO5W6SQM25RWU.jpg

TEHERÁN (EFE). Es una rama de las Fuerzas Armadas de Irán creada hace cuatro décadas con la función de proteger al sistema teocrático de la República Islámica y cuenta con unos 125.000 efectivos militares, entre fuerzas terrestres, aéreas y navales.

La Guardia Revolucionaria también tiene la llamada Fuerza Quds, destinada a operaciones en el extranjero, y controla a los Basij, una milicia paramilitar.

Sus acciones en varios países de Oriente Medio, que incluye el apoyo a varios grupos terroristas, han colocado a este cuerpo armado en el punto de mira de EEUU, que lo catalogó ayer como grupo terrorista, una medida que Washington adopta por primera vez contra el cuerpo militar de otro país.

PUBLICIDAD

Las sanciones contra esa poderosa organización, que entrarán en vigor dentro de una semana, derivarán en restricciones de viaje y posibles cargos criminales para quienes colaboren con los Guardianes de la Revolución, algo que puede afectar a empresas de Europa, porque esa entidad tiene un peso importante en la economía iraní.

“Este paso sin precedentes (...) reconoce la realidad de que Irán no solo es un Estado patrocinador del terrorismo, sino también que la IRGC (siglas en inglés de la Guardia Revolucionaria), participa, financia y promueve el terrorismo como una herramienta estatal”, declaró el presidente estadounidense, Donald Trump.

Washington ha impuesto sanciones en los últimos años a decenas de entidades e individuos afiliados a los Guardianes, pero nunca a la organización en su conjunto.

La respuesta de Irán no se hizo esperar. El Consejo Supremo de Seguridad Nacional designó a su vez como “terrorista” a las tropas estadounidenses.

Por su parte, el comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución, Mohamad Ali Yafarí, amenazó a EEUU con que llegado el caso sus tropas “no experimentarían tranquilidad y paz en Oriente Medio”.

Influencia armada

Los Guardianes de la Revolución han enviado en los últimos años “asesores militares” a Siria e Irak, apoyando a sus aliados chiitas, contra grupos sunitas, como el grupo Estado Islámico.

También apoyan al grupo chií libanés Hizbulá y a los rebeldes del Yemen, y coordinan a las milicias de voluntarios chiíes que han combatido al EI en Siria e Irak.

Fundada después del triunfo de la Revolución Islámica de 1979 por el ayatolá Ruholá Jomeiní, la Guardia Revolucionaria responde directamente ante el líder supremo, Ali Jameneí.

Su amplio poder en la política iraní está dada por su papel de “protector” del régimen islámico.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD