Erdogan habla de más purgas

ESTAMBUL (EFE). El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, prometió ayer continuar las purgas en la administración para “limpiarla” de simpatizantes de la cofradía gülenista, sospechosa de organizar el fallido golpe militar del pasado 15 de julio, aunque haga falta despedir a 200.000 funcionarios.

“Lo haremos por el país, por la nación. Los que sean: 10.000, 20.000, 50.000, 60.000, 100.000, 200.000... Haremos lo que sea. Debemos hacer esa limpieza, sea en la institución que sea”, aseguró Erdogan.

El Jefe de Estado hizo estas declaraciones, recogidas por la agencia Anadolu, en un discurso en el que defendió la mano dura contra la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, a la que el Gobierno describe como “organización terrorista” con las siglas FETÖ.

“Estamos decididos a aplastar la cabeza de los miembros de la FETÖ, al igual que a los del PKK (la guerrilla kurda) o el Dáesh (Estado Islámico), de forma implacable, acorde a los principios del Estado de derecho”, dijo Erdogan.