Ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán, a la cárcel por corrupción

Arnoldo Alemán se convirtió ayer en el primer ex mandatario nicaragüense en ser encerrado en la cárcel por corrupción, acusado de haber cometido lavado de dinero, fraude y otros delitos. Alemán ingresó en las instalaciones del Sistema Penitenciario Nacional, popularmente conocidas como "la cárcel modelo de Tipitapa", 26 km al norte de Managua.

MANAGUA, 20 (AFP, EFE). El ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán, que gobernó ese país entre 1997 y 2002, y líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), primera fuerza política del país, fue trasladado de su finca El Chile a la prisión, en una caravana de diez vehículos de la Policía y del sistema penitenciario.
La caravana hizo un recorrido de unos 52 kilómetros que atravesó algunos sectores de Managua en los que simpatizantes de Alemán protestaron por el traslado del ex mandatario con el ondear de banderas rojas, color insignia de su partido.
En algunos casos, los adeptos a Alemán incendiaron neumáticos en la vía pública, mientras que en otras hicieron fogatas con ramas de árboles y lanzaron vidrios como protesta por su encierro.

La protesta más violenta tuvo lugar en Tipitapa, donde simpatizantes de Alemán lanzaron piedras a miembros de brigadas antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos.
Aunque dirigentes del PLC afirmaron que durante estas protestas hubo golpeados y detenidos, la Policía no confirmó esas versiones.
Alemán había permanecido en su hacienda El Chile en condición de arresto domiciliario por órdenes de la jueza Juana Méndez, por razones de salud, a pesar de haber sido condenado a 20 años de presidio por lavado de dinero y delitos de corrupción.
Pero ayer, Méndez ordenó el traslado del ex presidente a prisión efectiva tras considerar que hay un auto de prisión contra Alemán por fraude por 1,3 millón de dólares y otros delitos en perjuicio del estatal canal 6 TV.
La jueza señaló que en este juicio no hay soportes que documenten que Alemán padece de enfermedades crónicas, por lo que no había impedimento para enviarlo a la prisión.
Sin embargo, Méndez tuvo dificultades para hacer cumplir su propia resolución, debido a que la familia de Alemán, trabajadores de la finca y diputados liberales trataron de impedir la salida del ex gobernante.
Este es el primer caso en la historia de Nicaragua en que un ex presidente es recluido en una cárcel común por fraude y asociación ilícita para delinquir.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD