Presidente Evo Morales desestima una división territorial de Bolivia

ATLANTA, EE.UU. (AFP). El presidente Evo Morales descartó una fragmentación territorial en Bolivia, reconociendo "algunos mensajes de secesión" principalmente en la rica región boliviana de Santa Cruz (este), en declaraciones formuladas ayer, lunes, a la cadena estadounidense CNN.

"Estoy convencido de que jamás va a haber división" en Bolivia, afirmó el Gobernante que fue entrevistado en vivo en la sede de CNN en Atlanta, previo a viajar a la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

En momentos en que cuatro regiones del rico Oriente y Amazonas de Bolivia se han alzado contra la supuesta política "dictatorial, totalitarista" del gobernante, Morales admitió que "hay algunos mensajes de una secesión, pero no es una solución".

Autoridades, líderes y empresarios de las regiones de Beni, Pando y Tarija, además de Santa Cruz, celebraron ayer una crucial reunión para adoptar nuevas medidas de fuerza contra la política de Morales de imponer la mayoría de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), en la Asamblea Constituyente.

Ante esta oposición, el Mandatario izquierdista, que remarcó su decisión de que la nueva Constitución boliviana sea redactada artículo por artículo con la aprobación de la mayoría absoluta del plenario (50% más uno de los 255 votos) y que el texto final sea homologado por dos tercios del total, instó a sus opositores a fortalecer la unidad del país.

"Los departamentos del Oriente boliviano más bien son centros de un reencuentro de culturas, (de) pueblos. La ciudad y el departamento de Santa Cruz está lleno de (indígenas) quechuas, aymaras, moxeños, chiquitanos, pero también de clase media, profesional" provenientes de las otras regiones andinas y subandinas del país, explicó.

Morales, que acusa a los líderes de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, de tramar una conspiración para derrocarle, afirmó asimismo que su administración garantizará la implantación de un régimen de autonomías regionales votado mayoritariamente en las elecciones de diciembre último en esas regiones.

"Nosotros vamos a garantizar autonomía no solo para los departamentos, sino para las regiones, para los pueblos indígenas", dijo.

El Jefe de Estado boliviano reafirmó también su respeto pleno a la propiedad privada en el país más pobre de Sudamérica, que en mayo nacionalizó los hidrocarburos, lo que generó la protesta de las multinacionales petroleras que operan en el país.

HIDROCARBUROS

Bolivia reanudó ayer, lunes, con nuevo enfoque técnico sus negociaciones con las multinacionales petroleras, a las que urgió a encuadrarse en las reglas de la nacionalización de los hidrocarburos, en momentos en que la brasileña Petrobras resiste a la decisión del país del Altiplano.

A menos de seis semanas de expirar el plazo para que las 20 compañías que operan en el país ajusten sus acciones a la nacionalización del gas y petróleo, el nuevo ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, advirtió que la política estrella del presidente Evo Morales se aplicará irremediablemente desde el 28 de octubre que viene.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD