Sonrisas y emoción en todo el mundo

Una madre festeja frente al hospital en Tailandia donde están sanos y salvos los 12 niños y su entrenador de fútbol rescatados de las profundidades de una montaña. El caso que conmovió al planeta entero terminó con éxito gracias al heroísmo y profesionalismo de un equipo internacional de buzos, uno de los cuales falleció en el intento. La FIFA los invitó a presenciar la final del Mundial de Rusia, pero por ahora los médicos no les dan permiso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5SCWGQOHZRETRJZXPBP4H2N52Y.jpg
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD