Imputan al capataz y a su esposa por los asesinatos

La Fiscalía anunció la imputación del capataz Vicente Ramírez Acosta (40) y de su mujer Elizabeth Duarte Villalba (40) por ser los supuestos responsables del deleznable asesinato de un ganadero, de la esposa de este y dos nietos en la estancia “Taguató” de Mariscal Estigarribia, Chaco.

Andrés Arriola, agente fiscal que dirige la investigación.
Andrés Arriola, agente fiscal que dirige la investigación.

FILADELFIA (Marvin Duerksen, corresponsal). El fiscal Andrés Arriola anunció que imputó al capataz y a su esposa por homicidio doloso, abigeato, hurto especialmente grave y robo agravado.

Afirmó que para el Ministerio Público no hay dudas de que el capataz y su cónyuge son los que cometieron el cuádruple asesinato descubierto en la tarde del domingo último en la estancia “Taguató”, ubicada en la colonia Neuland de Mariscal Estigarribia.

Resultaron víctimas mortales el propietario de la hacienda, Alcibiades Desiderio Ayala Coronel (71), su esposa Francisca Nidia Núñez Romero (71) y dos nietos del matrimonio, ambos menores de edad.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la investigación dirigida por el fiscal Arriola y agentes policiales de varias unidades, el homicidio múltiple ocurrió algunos días antes del macabro hallazgo de los cuerpos.

Otras imputaciones

El citado fiscal informó también que los hermanos Carlos Leonor y José Rosas Vera Medina están imputados por abigeato y asociación criminal, ante la sospecha de que participaron del crimen y de que fueron intermediarios en la venta del ganado robado de la estancia a un frigorífico.

También fue imputado Alberto Chamorro, chofer de uno de los camiones que usaron para transportar los animales vacunos robados.

El abogado Ricardo Ramírez y el veterinario Juan Casimiro Galeano Núñez fueron imputados por asociación criminal, mientras que el último mencionado también es investigado por supuesta reducción, ya que habría gestionado el ingreso del lote de vacunos al frigorífico “Athena Foods”.

Testimonios y/o confesiones

El fiscal Héctor Velázquez comentó que todos los datos recabados apuntan a que el capataz y su pareja fueron los que mataron, el martes 9 de julio, a las cuatro personas en la estancia y que se encargaron de esconder los cuerpos. Agregó que el hecho de abigeato se produjo el viernes pasado.

“Es por eso que recién uno de los animales robados fue faenado el sábado y se recuperaron el resto de los animales”, expresó el fiscal Velázquez, en conversación con ABC TV.

El agente añadió que los choferes de los camiones fueron liberados porque simplemente cumplieron órdenes de traslado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD