Golpe en Itauguá fue bien planificado

Estudios de balística confirmaron que se efectuaron disparos con dos tipos de armas, una pistola 9 mm y un revólver calibre 3.57, en el asalto registrado en la madrugada del sábado en un local clandestino de apuestas, ubicada en la compañía Guazú Virá de la ciudad de Itauguá. El asalto fue bien planificado y ejecutado por los maleantes. Estos manejaban el dato de que en el sitio había mucha plata, señalaron los investigadores.

Investigadores de la Policía recogieron varias evidencias de la escena del crimen.
Investigadores de la Policía recogieron varias evidencias de la escena del crimen.Archivo, ABC Color

Una mujer, identificada como Clementina Álvarez Vera (41), falleció en el lugar al sufrir un balazo en la cabeza, y otras seis personas, entre ellas el presidente de la seccional colorada de la ciudad, Saúl González Rojas (49), resultaron heridas. En tanto que los asaltantes -tres encapuchados- se alzaron con unos G. 100.000.000 de guaraníes y escaparon del lugar a bordo de una camioneta, que luego abandonaron a cuadras del sitio.

La feroz balacera se produjo cuando Jorge Ramón Mario Medina Villalba (64), pareja de la víctima fatal, intentó repeler a los asaltantes efectuando disparos con una pistolas Ruger calibre 9 mm. Es más, los investigadores sospechaban de que la mujer fue herida por su marido, ya que supuestamente ella sufrió el disparo de hacia atrás y la trayectoria de la bala es descendente. Cuando los delincuentes efectuaron los disparos Clementina estaba sentada de frente a ellos, según la declaración de los testigos.

Sin embargo, los forenses confirmaron que la bala no quedó en la cabeza de la víctima, tras la autopsia practicada al cadáver en la tarde del sábado. Al no tener la bala homicida no se podrá saber con que tipo de arma ultimaron a la apostadora, explicaron los uniformados.

PUBLICIDAD

Según los agentes, la vivienda donde se registró la tragedia pertenece a Felipe Gustavo Méndez (54), quien no tenía permiso para la explotación de juegos de azar. Aparentemente, periódicamente jugadores de toda la región se juntaban en el lugar para participar en juegos de naipes con apuestas millonarias.

En la madrugada de sábado había unas 40 personas en el lugar entre apostadores y mirones, en ese momento entraron los tres encapuchados, quienes luego de reducir a las víctimas se alzaron con todo el efectivo que había en el sitio. Llevaron la cartera de la víctima fatal, que contenía unos G. 20.000.000 y US$ 10.000, a más de todo el dinero que había sobre la mesa, dijeron.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD