Matan a hombre clave de la estructura de Pavão

Uno de los sindicados como principales colaboradores del capo narco Jarvis Chimenes Pavão, actualmente preso en una cárcel del Brasil, fue asesinado a balazos en la tarde del sábado último en un centro comercial de la ciudad de Amambai, estado de Mato Grosso do Sul del vecino país, según informaron fuentes oficiales.

Jarvis Chimenes Pavão, capo narco preso en el Brasil.
Jarvis Chimenes Pavão, capo narco preso en el Brasil.Archivo, ABC Color

Se trata de Eduardo Montiel Carvallheiro, de 42 años, alias Dudu. Dos hombres a bordo de una motocicleta se acercaron al hombre y desde una corta distancia lo acribillaron. La víctima falleció minutos después, en tanto que los pistoleros quemaron la moto que usaron en las afueras de la ciudad y continuaron la huida en otro vehículo.

De acuerdo con los investigadores, Dudu era uno de los hombres más importantes que quedaban en la estructura del narco Chimenes Pavão, pues se encargaba de administrar y proteger las pistas clandestinas que la organización criminal utilizaba en la zona del Amambay para recibir las cargas de cocaína provenientes de Bolivia y Colombia. A cargo de Dudu también estaban el acopio y la remesa de la mercancía hacia los principales mercados brasileños o directamente entregar las cargas a miembros de otras organizaciones criminales, para que estos se encargasen de los envíos, explicaron.

Sistemáticamente, los hombres más importantes e influyentes de la estructura criminal de Chimenes Pavão fueron eliminados desde el momento que se concretó su extradición al Brasil. Es así que actualmente, con la muerte de Dudu, prácticamente el capomafioso encarcelado ya no cuenta con hombres de confianza que administren y lleven adelante las operaciones de sus negocios en la frontera entre el Paraguay y el Brasil.

PUBLICIDAD

Una de las primeras víctimas de los ataques de clanes antagónicos fue la abogada Laura Casuso, quien fue asesinada a tiros por un sicario, frente a un templo masónico en Pedro Juan Caballero. La profesional llevaba la defensa del capomafioso y hasta se encargaba de administrar los negocios más importantes del narco.

Luego, en enero pasado, unos sicarios supuestamente al mando de Marcio Ariel Sánchez Giménez, alias Aguacate, mataron a Francisco “Chico” Chimenes, tío y uno de los principales respaldo del capo narco.

Poco tiempo después, en marzo, el piloto Jorge Enrique Fernández, quien se encargaba de administrar los envíos aéreos de drogas de la organización, también fue eliminado. Estos dos atentados fueron efectuados en la ciudad de Ponta Porã, Brasil.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD