Hijo de un concejal de Capitán Bado acribilla a un policía en una barrera

Un joven de 29 años, hijo de un influyente concejal colorado de Capitán Bado, acribilló anoche a un policía de la comisaría local al reaccionar furioso porque quisieron controlarlo en una barrera. El autor de los disparos estaba borracho. Hasta anoche, incluso la Policía brasileña se había unido a su búsqueda, ya que tiene otra causa pendiente justamente por homicidio.

Osmar Rigoberto Palacios Chávez, prófugo.
Osmar Rigoberto Palacios Chávez, prófugo.

PEDRO JUAN CABALLERO (Cándido Figueredo Ruiz, de nuestra redacción regional). El ataque ocurrió aproximadamente a las 19:50 sobre la avenida Internacional del barrio San José de la ciudad de Capitán Bado, a 130 kilómetros de esta capital departamental, siempre en el departamento de Amambay.

La víctima fue el suboficial inspector Marino Ruiz Mora, de 33 años, personal de la comisaría 4ª de Capitán Bado, quien integraba un grupo que se encontraba haciendo una barrera de control sobre la línea que separa Paraguay del Brasil.

En un momento dado, los efectivos divisaron un coche Toyota Premio plateado que se dirigía hacia ellos en zig zag, por lo que creyeron prudente verificar el vehículo.

PUBLICIDAD

Ni bien detuvo la marcha, el conductor ya encaró a los uniformados, ante quienes se jactaba de ser el hijo de un influyente concejal municipal. Efectivamente, el prepotente automovilista resultó ser Osmar Rigoberto Palacios Chávez, de 29 años de edad, hijo del concejal colorado Héctor Palacios, quien en un momento dado incluso había ejercido interinamente el cargo de intendente de Capitán Bado.

Los policías trataron de bajar del auto al joven, quien antes que deponer su actitud acentuó sus amenazas y sacó una pistola con la cual le disparó cuatro tiros al suboficial Ruiz.

Osmar Rigoberto Palacios Chávez, quien después de cometer el atentado huyó de la escena, tiene antecedente por el homicidio de Leonardo Amarilla Ferreira (19), ocurrido el 5 de marzo de 2017 en Capitán Bado.

Sin embargo, había sido liberado en esta causa por el juez Leonjino Benítez, quien después sería echado del cargo por otorgar la libertad al poderoso narco badeño Felipe Escurra Rodríguez, alias Barón Escurra.

Al cierre de nuestra edición, el suboficial baleado se encontraba estabilizado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD