Tempranero golpe a una estación de servicios en la ciudad de Luque

Tres maleantes se alzaron con un millonario botín al asaltar ayer un surtidor en el Cuarto Barrio de Luque. El administrador del negocio fue tomado de rehén y luego obligado a entregar la recaudación del fin de semana.

Los delincuentes llegaron al amanecer en la playa de ventas del surtidor, donde esperaron la llegada del gerente. Los maleantes estaban a bordo de una furgoneta   robada.
Los delincuentes llegaron al amanecer en la playa de ventas del surtidor, donde esperaron la llegada del gerente. Los maleantes estaban a bordo de una furgoneta robada.

Poco después de las 06:00, los tres maleantes llegaron hasta la estación de servicio ubicada en Felipe González y Libertadores de América a bordo de un camioneta Toyota Noah blanco, con matrícula BEY 222. Al principio se presentaron como simples clientes interesados en la provisión de carburantes, pero al parecer lo único que estaban haciendo era esperar la llegada del administrador del establecimiento identificado como Ramón Bordón Alvarenga.

Puntualmente, a las 06:30 llegó el gerente al surtidor del emblema Copetrol “Sagrada Familia SRL” y cuando se disponía a ingresar a su oficina, dos de los maleantes, pistolas en mano, descendieron de la furgoneta y redujeron al empleado, quien fue llevado hasta su escritorio, donde le exigieron la entrega de todo el dinero que tenía en la caja fuerte, que sería la recaudación del fin de semana. En ningún momento Bordón opuso resistencia, cumplió con todas las exigencias de los hombres que lo mantenían encañonado.

Los intrusos cargaron todo el dinero que encontraron en el sitio y nuevamente salieron de la oficina, corrieron para abordar la furgoneta y escapar raudamente del sitio. Un hecho curioso fue que los empleados del servicentro no dieron a conocer el monto total de lo sustraído; ya entrada la tarde agentes de la comisaría jurisdiccional, la 3ª Central, todavía no fueron informados del monto robado, explicaron.

PUBLICIDAD

Horas después, los investigadores encontraron la furgoneta utilizada por los asaltantes. El vehículo fue abandonado muy cerca del lugar del hecho y según los agentes, fue recientemente denunciado como robado en la comisaría 20ª Metropolitana por sus propietarios, señalaron.

Aparentemente, los criminales abordaron otro vehículo, supuestamente un automóvil, para proseguir con la huida. Cámaras de seguridad instaladas en varias partes de la estación de servicios filmaron todos los detalles del violento golpe; las imágenes podrían ayudar a identificar a los asaltantes, señalaron.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD