Ordenan devolver vehículos usados por tortolero prófugo

El juez de Luque, Nelson Romero, ordenó la devolución de una camioneta y una motocicleta robadas que eran usadas por una banda de tortoleros. Los vehículos “mau” deberán ser entregados nada menos que a la concubina de un policía procesado como supuesto cómplice.

El tortolero Denis Marcelo Roa, alias Marcelito, sobre la moto que debe ser devuelta.
El tortolero Denis Marcelo Roa, alias Marcelito, sobre la moto que debe ser devuelta.Archivo, ABC Color

Los vehículos que ya habían sido recuperados, pero que ahora deben ser entregados de nuevo, son una camioneta Kia Sportage con chapa OAX 863 y una motocicleta Harley Davidson con chapa 957 YKD.

La camioneta original, a la que le pertenece dicha matrícula, se quemó por completo el 1 de enero de 2013 tras un accidente fatal en Misiones. La costosa motocicleta, entre tanto, fue robada en la ciudad brasileña de Pinhais, estado de Paraná, a 650 kilómetros de Ciudad del Este. La chapa que le pusieron de hecho ni figura en el Registro del Automotor.

Ambos rodados fueron incautados por la Policía el 27 de marzo pasado, cuando arrestaron en su casa de San Lorenzo al suboficial 2° Ismael Lorenzo Centurión Cárdenas (44), quien prestaba servicios en la comisaría 14ª Central de Villeta.

PUBLICIDAD

La camioneta y la moto “mau” eran usadas habitualmente por el propio agente policial, así como por el conocido tortolero Denis Marcelo Roa Fukuhara (37), alias Marcelito, quien se escapó increíblemente de la Fiscalía de Luque cinco días antes de la detención del uniformado, es decir, el 22 de marzo del presente año.

“Marcelito” había caído preso en una espectacular persecución a tiros que se inició en dicha ciudad luego de que perpetrara una serie de atracos contra vehículos estacionados.

El tortolero eludía siempre los operativos tendientes a capturarlo gracias a que monitoreaba los movimientos de los policías con una radio walkie asignada a la comisaría de Villeta, pero que le habría entregado justamente el suboficial Centurión.

El agente policial fue encarcelado solo por unos meses en la Agrupación Especializada, pero, paradójicamente, ahora está en libertad y presta servicios en la misma unidad en la que estuvo recluido.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD