Ante peligro de extinción, inician hoy juicio por tráfico de armas de guerra

El juicio oral a Carlos León, Víctor Hugo Ferreira Olmedo, Eduardo Alberto Ramírez Cantero y Alfredo Sánchez, acusados por violación de la ley de armas, asociación criminal y tenencia de estupefacientes se inicia hoy a las 8:00, ante la posibilidad de la extinción de la causa.

El caso se inició en marzo de 2016 con un allanamiento realizado por la Fiscalía y la Senad, en una vivienda ubicada en el barrio Villa Aurelia de Asunción.
El caso se inició en marzo de 2016 con un allanamiento realizado por la Fiscalía y la Senad, en una vivienda ubicada en el barrio Villa Aurelia de Asunción.

El Tribunal de Apelación en lo Penal, Segunda Sala, rechazó la recusación presentada por la defensa de León Ocampos (cuñado del ministro Alberto Martínez Simón) y confirmó al Tribunal de Sentencia presidido por la jueza Alba González e integrado por las magistradas Gloria Hermosa y Mesalina Fernández.

Con esto, se puso fin a las innumerables chicanas que plantearon las defensas, con las que buscaban dilatar el inicio de la audiencia oral y pública, con el fin de llegar a marzo próximo, mes en el que se extingue esta causa.

Caso se inició en el 2016

La investigación arrancó el 9 de marzo de 2016 con un allanamiento realizado por agentes de la Fiscalía y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), en una vivienda ubicada en el barrio Villa Aurelia de Asunción. En el lugar se encontraron varias evidencias del tráfico de armas y otros, que motivaron la imputación fiscal.

Según la acusación, los cuatro procesados formaban parte de una banda liderada por Carlos León Ocampos, quien está procesado en otra carpeta fiscal que investiga el tráfico de armas en la región.

La firma Comtecpar, perteneciente al mencionado acusado, presuntamente fue utilizada para la venta de armas de guerra a grupos criminales de Brasil.

La acusación aclara que las evidencias requisadas no contaban con documentos legales que justifiquen su importación y/o tenencia, además la casa no contaba con la habilitación para ser un depósito de armas.

Indica, además, que Ramírez hacía operaciones comerciales con León para el tráfico ilegal de armas, y que Ferreira actuaba como intermediario.

La hipótesis acusatoria concluye que los acusados Ferreira y Ramírez eran los encargados de trasladar las armas y municiones a los diversos destinos, a través de una empresa de transporte.

Este caso ya tuvo su primer juicio que se inició el 30 de mayo pasado,

El Tribunal de Sentencia estuvo presidido por el juez Wilfrido Peralta e integrado por sus colegas Fabián Escobar y Sandra Farías.

El juicio se realizó en forma muy pausada e incluso se pasaron los 10 días establecidos por ley para el reinicio del mismo, lo que obligó a hacer una nueva audiencia pública.

El caso se presta a suspicacias debido al parentesco de León con el ministro Martínez Simón.

Sin embargo, fue el pleno de la misma Corte Suprema el que dispuso que este juicio se desarrolle durante la feria para evitar la extinción de la causa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD