Feminicida, violador y magnicida son ahora los presos más antiguos del país

El feminicida Juan Bautista Paredes Gaona, quien dejó una nota de venganza entre las partes íntimas de su víctima; el pandillero Sixto Ramón Brum, quien asaltó, violó, apuñaló y baleó a una embarazada, matando a su bebé; así como el magnicida Luis Alberto Rojas, uno de los asesinos del vicepresidente de la República Luis María Argaña, son ahora los tres presos más antiguos del Paraguay que ya superaron los 20 años de encierro. Hasta hace dos semanas, el indeseado récord era ostentado por el autotraficante Jonás Antonio Samaniego Godoy, quien permaneció preso durante 24 años por el asesinato de la abogada Sarah Riva, en 1993.

Juan Bautista Paredes Gaona, cuando entró a prisión.
Juan Bautista Paredes Gaona, cuando entró a prisión.Archivo, ABC Color

Macabro sello de su atroz asesinato

Juan Bautista Paredes Gaona nació el 31 de marzo de 1973, en Asunción.

Tenía 26 años de edad cuando, en la madrugada del sábado 29 de enero de 2000, irrumpió en la casa de su expareja, Teresita De Jesús Careaga Espinoza, quien cuando eso tenía 37 años.

La mujer vivía frente al Hospital Central del IPS, donde explotaba un copetín denominado “El Tauro”, de acuerdo con los recortes de ABC Color de la época.

Aparentemente, días antes la mujer comunicó al hombre que ya no quería estar con él, por lo que este último planeó el feminicidio.

La comisaría 20ª de Asunción había informado en aquel entonces que Juan Bautista ingresó por el entretecho del copetín, luego de cortar la energía eléctrica con la llave principal externa.

El ahora preso más antiguo del Paraguay atacó a Teresita cuando estaba dormida. Presuntamente, la violó y luego la torturó, ya que la mujer fue hallada desnuda. Finalmente, la estranguló hasta la muerte.

Lo más macabro fue que el feminicida escribió una nota de venganza en una servilleta de papel y la dejó entre las partes íntimas de su víctima.

La crónica del día siguiente del crimen señala que la nota decía: “Si yo no soy, nadie más será”.

Sin embargo, en el juicio que terminó el 25 de octubre de 2002, fue leída otra evidencia supuestamente recogida en la escena y que decía: “Yo, o nadie más. Desque que te conocí y cumplí”.

El juez Juan Carlos Paredes fue el que condenó a Juan Bautista Paredes Gaona a 25 años de encierro.

El reo se encuentra preso actualmente en la Unidad Penal Industrial Esperanza de Tacumbú. Tiene hoy día 47 años de edad.

ileguizamon@abc.com.py

Violaron, apuñalaron y balearon a una emmbarazada frente a su hijo

Siempre dijo que no mató a Argaña

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05