Apresan en el Paraguay a uno de los jefes del cartel de Sinaloa de México

Uno de los principales jefes del mundialmente conocido y temido cartel de Sinaloa de México fue detenido ayer en el Paraguay cuando supervisaba el envío de 308 kilos de cocaína colombiana a Holanda. El capo seguía órdenes directas del famoso narcotraficante recientemente recapturado Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien a su vez llegó a ser el segundo criminal más buscado del mundo después de Osama bin Laden.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6KN5Z3PW5RF6ZO2AGOMO6D4R6I.jpg

Uno de los detenidos es Jimmy Wayne Galliel, quien sería un importante miembro del cartel de Sinaloa, muy cercano al Chapo Guzmán y que ingresó al Paraguay hace dos meses en compañía de otros tres mexicanos, también miembros de la estructura criminal, quienes fueron capturados en la operación efectuada en Villa Elisa por agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y con la supervisión de agentes de la DEA.

Los otros extranjeros arrestados son Armando Carrillo, Marcos Antonio Castro y Martín Manuel Huerta Flores. Junto a ellos cayeron los paraguayos Pablo Eliseo Brítez Nuñez y Patricio Mario Fernández, taxistas, quienes fueron reclutados por los criminales para servir de guías y generar contactos con miembros de los organismos de seguridad a fin de conseguir encubrimiento para las operaciones que tenían previsto efectuar, explicaron fuente de Inteligencia de la Senad.

Desde el ingreso a territorio paraguayo, Jimmy Wayne Galliel se alojó en un hotel de cinco estrellas de la capital del país, en tanto que sus tres cómplices en un hostal ubicado frente mismo a la sede de la Fiscalía de la ciudad de San Lorenzo.

Al mismo tiempo alquilaron una residencia de dos pisos y de amplias habitaciones, ubicada en la avenida Von Poleski, en Villa Elisa, a una cuadra de la avenida Defensores del Chaco, sitio que iban a usar como una base de operaciones y lugar de acopio de la droga.

Precisamente, la carga de cocaína fue hallada en una de las habitaciones de esa casa. La mercancía estaba distribuida en 300 paquetes de un kilo cada uno y sus envoltorios tienen el dibujo de una estrella, lo que garantizaba su procedencia y pureza.

La estructura criminal ya contaba con una empresa que estaba instalada en la ciudad de San Antonio y que operaba como ensambladora de maquinarias utilizadas para la fabricación de azúcar. “De hecho, los 300 kilos de droga iban a ser enviados a Holanda en una maquinaria utilizada para moler caña dulce”, explicó el director de comunicaciones de la Senad, Francisco Ayala.

Este funcionario confirmó que los narcos ya habían realizado una inversión total de US$ 4.000.000 para el envío de drogas a Europa. Agregó que si esa operación fuera exitosa, les hubiera dejado una ganancia total de US$ 30.000.000.

Los narcos habrían buscado una nueva ruta para salir hacia los mercados del viejo continente después de que organismos de seguridad mexicanos hayan incautado más de 400 kilos de cocaína en el puerto de Manzanillo. La droga pertenecía a la misma organización y era procedente de Buenaventura, Colombia, aseguraron agentes de la Senad.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05