Atrapan a tres maleantes que iban a asaltar a cambista en Ciudad del Este

Cuatro maleantes que tenían en su poder placa policial y al menos un arma fueron sorprendidos en la madrugada de ayer cuando se disponían a emboscar a un cambista en el Bº Santa Ana de Ciudad del Este. Tres de ellos intentaron escapar en un automóvil, pero tras una corta persecución fueron alcanzados y detenidos, en tanto que el cuarto sospechoso logró escabullirse en otro vehículo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/34ZDNGWMWFCINJCECDKLHNN7XA.jpg

Los detenidos son Marcial Alfonzo Riquelme (30), Líder Ariel Cano Godoy (22) y Hugo Ariel Arrúa Navarro (30), en tanto que se desconoce la identidad del cuarto maleante que logró evadir a los uniformados, aunque creen que se trataría de un sujeto cuyo apodo es “Burrito”, según los investigadores.

Estas personas estaban a bordo de un automóvil Citroën, modelo C-4, color plata, sin matrícula y portaban una pistola calibre 22 mm, y una placa de uso policial. Se sospecha que la banda tenía más armas, pero se deshicieron de ellas durante la corrida, según los informes.

Las detenciones se produjeron alrededor de las 04:00, cuando un grupo de oficiales que efectuaba patrullas en el Bº Santa Ana, a unos tres kilómetros del centro de la capital de Alto Paraná, interceptó dos automóviles sin matrículas, cuyos ocupantes, al percatarse de la presencia de los agentes, intentaron escapar.

Uno de los vehículos, que al parecer estaba al mando de “Burrito”, logró perderse rápidamente por uno de los caminos vecinales mientras los uniformados perseguían muy de cerca al Citroën, que en cuestión de minutos fue alcanzado y acorralado con ayuda de otras patrullas que llegaron al sitio como refuerzo, según explicaron.

Los tres ocupantes del auto fueron reducidos y desarmados. Lo más resaltante es que tenían placa policial, que aparentemente iban a usar en el golpe.

De acuerdo a los investigadores, el objetivo de los malvivientes era interceptar y tomar de rehén a uno de los cambistas que viven el barrio, para luego trasladarlo hasta el microcentro de la ciudad, donde los trabajadores tienen una bóveda en el que cada uno de ellos guarda el dinero que tienen disponible al final de la jornada. Creen que allí iban a obligar a la víctima a abrir su caja de seguridad y tomar el dinero guardado en el sitio.

Los policías investigan ahora la vinculación de los detenidos con varios otros golpes a cambistas registrados en el Este.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.