Baja pena por 359 kilos de cocaína

El 20 de octubre de 2015 el Tribunal de Sentencia integrado por Elio Ovelar (presidente), Daniel Ferro y María Luz Martínez había condenado a los acusados Gilberto Domínguez a 15 años de cárcel; Jaime Andrés Franco Mendoza a 11 años de penitenciaría; Celestino Godoy Sanabria a 11 años de prisión y a Marcos Ariel Mendoza Marín a 4 años de cárcel, por intentar encubrir a su tío Franco Mendoza. Los tres primeros por tenencia de estupefacientes y asociación criminal. Los magistrados descartaron el tráfico de droga, razón por la cual la pena aplicada fue menor a la solicitada por el fiscal Marcelo Pecci, quien pidió hasta 20 años de penitenciaría por el tráfico de 359 kilos de cocaína.

Ahora, en el caso de 31 kilos de cocaína y otras drogas, los jueces Ovelar y Ferro, que integraron el Tribunal de Sentencia con Víctor Alfieri, son de nuevo duramente criticados por el Ministerio Público por aplicar una pena reducida a los acusados.

En la apelación del fallo por el tráfico de 360 kilos de cocaína el fiscal antidrogas Marcelo Pecci había señalado que la sentencia de Ferro, Ovelar y Martínez era “complaciente con el crimen organizado”.

Luego los camaristas Gustavo Ocampos, Bibiana Benítez y José Agustín Fernández anularon la sentencia recurrida por Pecci.

En un nuevo juicio oral, Jaime Andrés Franco Mendoza fue sentenciado 18 años de cárcel por tráfico de drogas. El Tribunal estuvo integrado por Juan Pablo Mendoza, Laura Ocampos y Fabián Weisensee. Los 359 kilos de cocaína se habían incautado el 2 de agosto de 2013 en el Km 15, lado Monday, de Ciudad del Este.

El Jurado de Enjuiciamiento abrió una investigación a Ovelar, Ferro y Martínez, que después fueron blanqueados.

La Corte Suprema tampoco adoptó ninguna medida, al igual que en todos los casos similares. El alto tribunal siempre ordena auditorías que terminan en la nada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD