Dueños de Maxton están presos por robo de cajas

César Menchaca y Rosana Morel Bordón, dueños de la empresa de seguridad Maxton, quedaron privados de su libertad anoche por orden de la fiscala Stella Cano. La agente del Ministerio Público reunió evidencias que comprometerían a los detenidos en el hurto de las cajas de más de diez clientes de la firma.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

Cargando...

Menchaca guarda reclusión en el Departamento Antisecuestro de la Policía Nacional, y su esposa, en la Comisaría de Mujeres.

La hipótesis del Ministerio Público es que los esposos estarían implicados en el hurto de más de diez cajas de seguridad, que se habrían violentado después de que registrara el primer asalto, cometido por una banda de delincuentes.

La fiscalía les atribuye a Menchaca y su mujer los hechos punibles de hurto agravado, lesión de confianza y estafa; este último delito, por haber engañado a sus clientes, atendiendo que la empresa no tenía la habilitación correspondiente de los órganos administrativos encargados del control de este tipo de firmas.

El asalto se registró el 13 de abril pasado y se denunció que se violentaron 28 cajas de seguridad. Dos días después, el matrimonio se “acordó” de que otras diez cajas también fueron vaciadas por los malvivientes. Este último hecho habría sido cometido por los esposos, según los indicios que tiene el Ministerio Público y por los cuales ordenó la privación de libertad de los esposos.

El asalto a la firma Maxton SA, dedicada al alquiler de cajas de seguridad, ocurrió el pasado 13 de abril.

Durante el golpe, tanto el guardia de seguridad de turno en ese momento, Juan Alberto Ortellado, como el propietario de la firma, César Menchaca, presente durante el hecho, fueron requeridos directamente por los asaltantes por el dinero que se guardaba en el lugar, según los antecedentes.

De acuerdo a las fuentes, en su declaración ante el Ministerio Público, Ortellado habría complicado la situación de sus expatrones.

La versión del guardia supuestamente desacreditó la versión que los esposos dieron en su momento a los investigadores.

En el primer golpe se habrían violentado las cajas de extranjeros, y en el segundo, de antiguos clientes de la firma, de acuerdo a las presunciones de los investigadores.

Por otro lado, en este caso hay una sugestiva desidia de la Policía, cuyos efectivos no reunieron datos relevantes para esclarecer el hecho.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...