Identifican a cabecillas del ataque contra el clan Alderete de Ypejhú

El ataque bélico que se produjo en la ciudad de Ypejhú, departamento de Canindeyú, fue ordenado por el jefe del PCC apodado Minotauro y ejecutado por una facción dirigida por dos brasileños de Paranhos, según fuentes.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/U53W3F7OOZDYVMWVPRA6RKPZXI.jpg

El dantesco ataque ocurrió el miércoles de madrugada, cuando 30 hombres, vestidos con uniformes camuflados y que llegaron en seis camionetas, literalmente tomaron la fronteriza ciudad de Ypejhú luego de neutralizar a la reducida dotación que estaba de guardia en la comisaría 6ª local.

Los criminales, en su mayoría brasileños, habrían actuado por orden de su compatriota Sergio de Arruda Quintiliano Netto, alias Minotauro, quien usa una cédula paraguaya a nombre de Celso Matos Espíndola.

Este era un secretario de Jorge Rafaat Toumani y actualmente, en su carácter de jefe regional del Primer Comando da Capital (PCC), se está posicionando también como el nuevo patrón del hampa fronteriza, aprovechando que el codiciado trono quedó vacante justamente con la muerte de su exjefe, ocurrida en 2016, y con el encarcelamiento en Brasil de sus dos oponentes directos, Jarvis Chimenes Pavão, producido el año pasado, y Elton Leonel Rumich Da Silva, alias Galán, registrado a inicios de este año.

PUBLICIDAD

Minotauro surge ahora como el nuevo patrón de la frontera seca y su territorio se extiende por 210 kilómetros, desde Pedro Juan Caballero, pasando por Capitán Bado y llegando hasta Ypejhú.

Asesinato de su aliado brasileño

Uno de los principales aliados de Minotauro en el lado brasileño de la frontera seca era Luis Carlos Gregól, alias Tatá, quien fue asesinado el 5 de noviembre pasado en Amambaí, ciudad del estado de Mato Grosso del Sur que se ubica a 45 kilómetros de Capitán Bado y a 115 kilómetros de Ypejhú.

PUBLICIDAD

Tatá Gregól fue la última víctima de la guerra que inició él mismo en el año 2015 contra el clan Alderete de Ypejhú, conformado por los miembros de una conocida familia de la referida ciudad que supuestamente se dedican al tráfico de marihuana y de cocaína.

En aquel atentado de hace tres años murió uno de los cabecillas del grupo paraguayo, Arnaldo Andrés Alderete Peralta, en una trampa en la que cayeron en la ciudad brasileña vecina de Paranhos, donde además perdieron la vida sus cuatro guardaespaldas.

En el mismo tiroteo resultó herido y hasta perdió una pierna el hermano menor de Arnaldo, Diego Zacarías Alderete Peralta, quien por su lado habría sido el que ahora autorizó el crimen de Tatá Gregól.

Diego, quien tiene orden de captura internacional, fue el objetivo principal del grupo tipo comando que el miércoles último dominó por casi toda la madrugada la ciudad de Ypejhú. Según los datos, Diego se encontraría en Argentina bajo tratamiento médico por un problema causado por la prótesis que usa en lugar de la pierna amputada a raíz del tiroteo al que sobrevivió en 2015.

Según una fuente plenamente identificada, los secretarios de Minotauro que dirigieron el ataque en Ypejhú contra el clan Alderete fueron Joberton Fontana, alias Jober, y Bruno Gabriel Barreto, alias Bruninho, quienes a su vez estaban acompañados de un tal Iván y un tal Thiago.

Las mujeres que fueron tomadas como rehenes en la fortaleza del clan Alderete que fue destruida con bombas habrían reconocido a estos sospechosos porque vivían en Ypejhú y porque en todo momento los demás atacantes se dirigían a ellos por sus nombres.

Jober es hijo de una exconcejala de Paranhos de nombre Neuza Fontana. El grupo de Minotauro se encontraría oculto en la colonia Ybycuí, cerca de Capitán Bado.

El fiscal de Curuguaty, Jorge David Romero, dijo que oficialmente no sabe nada de estos datos, porque los policías de Investigaciones ni siquiera le entregaron aún las filmaciones del ilícito.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD