Incautan celulares valuados en unos 3 millones de dólares

CIUDAD DEL ESTE (De nuestra redacción regional). Un lote de más de 10.000 unidades de teléfonos celulares presumiblemente falsificados fue incautado entre la tarde y noche de ayer de dos depósitos céntricos de Ciudad del Este. Las carga está valuada en unos tres millones de dólares y su dueño sería un hombre asiático que está fuera del país.La intervención en la que se produjo la confiscación de los productos ocurrió mediante una denuncia presentada por funcionarios de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (Dinapi).

El allanamiento y el decomiso de las mercaderías fueron efectuados ayer por el fiscal de marcas de Ciudad del Este Juan Marcelo García de Zúñiga, junto con funcionarios de la Dinapi que está a cargo del abogado Héctor Balmaceda, y de los investigadores de la Dirección de Lucha Contra la Piratería y la Falsificación, encabezada por el abogado Daniel Ginés.

Durante el operativo fueron incautadas al menos 150 cajas de aparatos de comunicación móvil. Como las mercaderías debían ser llevadas a la Fiscalía, no fueron contadas aún anoche, pero se estima que son entre 13.000 y 15.000 unidades, que si llegaban al mercado su valor rondaría a los US$ 3 millones.

Los artículos estaban distribuidos en dos depósitos del shopping Vendome, ubicado en Adrián Jara y Regimiento Piribebuy de Ciudad del Este. Los aparatos no tienen marca, pero al ser encendidos como para usarlos aparecen los logos de Samsung, por lo que se sospecha que después se les iba a colocar los distintivos con dicho nombre, poco antes de ser distribuidos en los locales comerciales.

Posible ilegalidad

Según el fiscal García de Zúñiga, los indicios dan cuenta de que en los teléfonos se están utilizando copias ilegales del software de la marca Samsung. Igualmente, refirió que manejan datos extraoficiales de que el dueño real de las mercaderías es un oriental que no reside en el país. Tampoco saben el origen de las mercancías. “No sabemos por qué vía ingresaron, si fueron despachadas o introducidas de contrabando”, expresó el agente.

Respecto a las diligencias para individualizar a los responsables, dijo: “Lo que nos indica el protocolo es la realización de la pericia como un anticipo jurisdiccional en presencia de las partes. Vamos a hacer todos los actos investigativos para determinar de quién es la mercadería”, agregó.

Por su parte, Balmaceda señaló que los investigadores detectaron la comercialización de aparatos celulares falsificados de varias marcas, por lo que denunciaron el hecho y como resultado fue la incautación de este cargamento.

El señalado funcionario refirió que no descarta que los aparatos confiscados hayan sido introducidos al territorio nacional a través del aeropuerto Guaraní de Minga Guazú, para su comercialización en Alto Paraná.