Joven admite que mató a mujer en San Lorenzo cegado por los celos

El joven Ulises Eliseo Núñez Cabrera (28) admitió ayer que mató a Natalia Lorena Silveira Alonzo (22) y prendió fuego a su automóvil en el barrio San José de San Lorenzo, cegado por los celos cuando supo que ella salía con otros hombres. Tras cometer el crimen compró un pasaje y huyó a Argentina el miércoles.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GDFXHH6FA5HB5DYLYLEH2QFIIY.jpg

Al caer la tarde de ayer, Ulises Núñez se puso en contacto a través de una llamada vía WhatsApp a la radio 970 AM y contó con detalles la manera en que acabó con la vida de Natalia Silveira Alonzo la noche del martes último y luego prendió fuego a su automóvil Toyota Vitz rojo, junto con el cadáver de la mujer.

Relató que conocía a la joven desde hace dos años y que salieron juntos en varias ocasiones. Pero todo cambió cuando se enteró de que ella estaba en un grupo de WhatsApp habilitado para servicios de acompañantes y que desde ese momento estuvo “preparado para reaccionar”.

Confesó que compró el arma homicida de Pedro Juan Caballero y dijo que en la noche del martes pactó un encuentro con la víctima a las 17:00. Pasados los minutos ella lo contactó para pedirle atrasar el encuentro una hora.

PUBLICIDAD

Núñez fue hasta San Lorenzo en su automóvil, pero momentos antes leyó en el grupo de WhatsApp que ella venía de estar con otro hombre.

“Por eso me retrasó el encuentro. No le dije nada a ella y seguí con esa cita. Yo ya estaba decidido”, aseveró en la entrevista radial.

Mencionó que dejó su automóvil lejos de donde planeaban encontrarse y le pidió a ella que lo pasara a buscar. Cuando lo recogió, fueron a un motel del barrio Villa Amelia de San Lorenzo y en ese lapso le avisan por mensaje de texto que ella estaba pactando un encuentro con otra persona.

PUBLICIDAD

“Ella vino extremadamente sexy, producida, cosa que nunca había hecho conmigo. Ella miraba a cada rato su celular, cosa que yo ya sabía. Esa fue la gota que colmó el vaso. Ahí dije ‘a esta la reviento’”, confesó.

Tras el encuentro, fueron siempre en el automóvil de Natalia con dirección a su vehículo.

“Le dije allí que tenía un regalo para ella”. En ese momento Núñez le dio un disparo desde el lado del conductor “que traspasó el vidrio”. Tras el disparo, acomodó el cadáver de la víctima en el asiento trasero y de allí recorrió por un buen tiempo hasta volver nuevamente al motel, donde “empecé a vomitar y a pensar”.

Luego salió del local y se dirigió a una zona oscura de San Lorenzo, no distante de donde había dejado el suyo. Compró combustible, lo usó para rociar el rodado de Natalia y finalmente le prendió fuego con el cadáver en su interior.

“Maté a una persona y me voy a pudrir en la cárcel”

El operador de radio AM Ulises Eliseo Núñez Cabrera, quien huyó a Argentina luego de cometer el asesinato de la joven, y que confesó, dijo también que conoce las consecuencias que pagará por ese hecho y que es consciente de que la cárcel le espera una vez que regrese al país.

“Maté a una persona y me voy a pudrir en la cárcel. ¿Qué garantías me ofrecen? Sí o sí voy a ir preso y me van a reventar”, afirmó Núñez con la voz entrecortada y sollozando durante la entrevista radial.

Por otro lado, los investigadores de la Policía Nacional localizaron en la tarde de ayer el automóvil Toyota Corolla gris con chapa BXU 473 del operador de radio, que dejó en el cruce de Bartolomé de las Casas y Guaraníes de Asunción. Los investigadores sospechan que el hombre no actuó solo y buscan a un cómplice.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD