Liberan al mánager de Moria Casán tras insultar a la fiscala frente a juez

La fiscala de Luque Celeste Campos Ross se retiró llorando ayer del despacho del juez Alberto Sosa, por los graves insultos que recibió del mánager de Moria Casán, Luciano Garbellano, quien sin embargo recuperó su libertad tras el careo con el joyero Juan Armando Benítez Gil.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VJEI6ZL2RRC5RFBY4RKOPIJ6TA.jpg

Sin embargo, desde que Garbellano llegó al Juzgado Penal de Garantías de esta ciudad comenzó a denigrar. “Mirá esta jauría de animales; todos juntos parecen un zoológico. Me tienen las pelotas hinchadas”, dijo en tono despectivo el productor al referirse a los periodistas que estaban en el lugar.

Después se despachó contra la fiscala Celeste Campos Ross. “Es una vedette. Ya tenemos el tetero, el conchero y la pluma. Ya está todo preparado para ponérselas en su próximo show, con Moria Casán y el joyero, que se presentará también en la Conmebol y se llamará ¿Dónde están las joyas?”, declaró.
Tuvo que ser contenido

Pero las ofensas siguieron hasta en el despacho del juez Alberto Sosa, frente a quien Garbellano dijo a la fiscala Celeste Campos Ross que se invirtieron los papeles y que ahora ella es la vedette.

PUBLICIDAD


También le indicó que la llevaría a la Argentina para actuar en un ballet, según contó el mismo juez Alberto Sosa. Increíblemente, el magistrado minimizó los ataques del argentino y dijo que lo sucedido “es normal”.


En un momento de la diligencia, Garbellano tuvo que ser contenido por “Galo”, porque estaba muy exaltado y también levantó la voz al juez en su despacho.


Pese a su grosera actitud contra el juez, la fiscala y la prensa, el productor Luciano Garbellano quedó libre, así como el asistente Aldo Alexis Sotto, alias “Galo”.


Garbellano hasta adelantó que presentará una demanda por denuncia falsa contra el joyero Juan Armando Benítez Gil y que accionará contra la fiscala Celeste Campos Ross.
Llamativamente, el mismo joyero Juan Armando Benítez declaró ayer que no tiene nada que reclamar a Luciano Garbellano y a Aldo Alexis Sotto, pero en cambio anunció que presentará una querella adhesiva contra Moria Casán por hurto de la gargantilla y los aros de zafiros, supuestamente valuados en 82.000 dólares y que hasta ahora se encuentran desaparecidos.

“Es un loco y desubicado”

La fiscala de Luque Celeste Campos Ross, quien se retiró llorando del careo en el despacho del juez Alberto Sosa, dijo que el mánager Luciano Garbellano “es un loco, desubicado y atorrante”.
“Nunca en mi vida me trataron tan mal como ahora”, añadió.
Campos anunció que se apartará del caso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD