Muerte de expolicía sería quema de archivo

El brutal asesinato del expolicía Maggín Luis González Fernández (32), ocurrido el viernes último en el asentamiento Tacuatí Poty, del distrito de Tacuatí, formaría parte de una quema de archivo del grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), señalaron ayer fuentes de la Policía.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YMRE6REA7JDSXHEA5PWUSQQEHQ.jpg

Maggín González vivía a escasos metros del lugar donde había sido emboscado el exintendente de Tacuatí Luis Alberto Lindstron, el 31 de mayo del año pasado, en la estancia Paso Itá.

Maggín González había sido vinculado con el asesinato de Lindstron por dos vecinos que declararon ante la fiscalía y luego se ratificaron ante el juzgado, de que el ahora fallecido había proveído las armas con las que fue acribillado el ganadero.

Posteriormente Maggín González fue también salpicado en las pesquisas del mortal atentado contra una comitiva del Ministerio de Interior en el que fue ultimado el suboficial Solano David Burgos Sena, del departamento de Identificaciones. Por este hecho la vivienda de Maggín González fue allanada por una comitiva fiscal-policial-militar, el 7 de octubre del año pasado, pero no se encontraron indicios en su contra. Sospechosamente, el expolicía fue asesinado en el mismo día en que dos de los presuntos implicados en el asesinato de Lindstron, Gustavo Cardozo Bazán e Ireneo Vallejos, fueron liberados de la cárcel.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD