Piden proceso al libanés por tentativa de homicidio

El padre biológico del niño, que fue brutalmente torturado supuestamente por el libanés Alí Fouani en Ciudad del Este, presentó ayer una querella adhesiva contra el sospechoso y pidió que el hecho sea calificado como homicidio en grado de tentativa. El proceso actual es por lesión grave y violencia familiar.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/K4VRUYSRBNDPFES7NGMMBC6WPM.jpg

CIUDAD DEL ESTE (Mariana Ladaga, de nuestra redacción regional). El abogado Rolando Cáceres y los integrantes de su equipo jurídico presentaron la querella adhesiva contra Alí Fouani (25), en representación del padre del niño de 1 año y 5 meses de edad que fue torturado en forma salvaje presuntamente por el acusado.

El documento fue presentado ante el juez Amílcar Marecos, quien admitió la querella contra el principal sospechoso, quien al momento de ocurrir la agresión era pareja de la madre del niño.

En el escrito, Cáceres trata a Fouani de “sicópata” y considera que el hecho punible denunciado, además de ser indignante, es de cobardes. Añadió que, a pedido de su cliente, requerirá al Ministerio Público que la conducta penal investigada contra Fouani sea cambiada a homicidio en grado de tentativa, lo que supone una pena mayor a 20 años de cárcel. El proceso actual es por lesión grave y violencia familiar.

PUBLICIDAD

Dijo también que familiares del acusado se acercaron a su cliente para hacerle ofertas, principalmente de dinero, para llegar a un arreglo amistoso del caso. Esto fue rechazado por el padre biológico (anterior pareja de la madre del niño), un joven de 20 años y de humilde condición económica.

Alí Fouani sigue recluido en la penitenciaría regional de Ciudad del Este desde el martes. Ese día se presentó ante el juez Marecos, quien días antes ya le había imputado por rebeldía y pidió su captura internacional.

Renunció abogada

La abogada Nilsa Casco desistió de la defensa de Fouani y pidió la revocación del poder ante las presiones existentes, principalmente en redes sociales, de gente indignada.

La letrada lo había representado y había dicho que el denunciado era adicto a la cocaína y que bajo los efectos de esa droga había torturado al niño porque “veía en él al diablo”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD