Secuestran, fusilan, incineran y entierran a un abogado en Yaguarón

Un abogado fue sacado bajo engaños de su casa de Fernando de la Mora, acribillado a tiros, incinerado y enterrado en una fosa de Yaguarón. Un criminal, que se hizo famoso hace una década justamente tras matar y quemar a tres hombres, confesó el horrendo crimen.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SWCUSAJGEBCRBB4VW63KFFAJOQ.jpg

YAGUARÓN, Dpto. de Paraguarí (Emilce Ramírez, corresponsal). El caso se inició el martes a las 04:15, cuando el abogado Lucilo Nicolás Cardozo Salina (54) salió de su residencia de Fernando de la Mora a bordo de su camioneta Mitsubishi Tritón, en la cual alzó al exconvicto Agustín Ramón Martínez Martínez (56), alias “Soldado israelí”.

Este último, a su vez, contrató al abogado supuestamente para que lo acompañara y le diligenciara una causa judicial en Encarnación. Sin embargo, el expresidiario hizo una parada en una propiedad de 28 hectáreas perteneciente a su suegro, en la compañía Potrerito de Yaguarón, a 1.500 metros de la Ruta 1, a la altura del Km. 53. El abogado ni imaginaba que sería asesinado en ese lugar.

Lucilo Nicolás Cardozo Salina fue ejecutado a tiros, presumiblemente con un fusil calibre 7.62, aproximadamente a las 07:30 del martes, en un sector descampado de la propiedad, a 150 metros del camino vecinal. En ese mismo punto, en un pastizal, el cuerpo fue quemado con combustible y cubiertas que el criminal “Soldado israelí” había ido a comprar a una estación de servicio de la ciudad.

Posteriormente los restos del abogado fueron enterrados en una excavación de 1,30 metros de profundidad, que inicialmente fue preparada para un pozo ciego, al lado de la choza que hay en el frente de la propiedad.

El espantoso asesinato fue descubierto, en gran parte, gracias a que la esposa del abogado, Lourdes Griselda Aveiro de Cardozo, de 37 años, activó el rastreo satelital del vehículo.

La mujer relató ayer a la Policía y a los medios de prensa que un par de horas después de que su esposo saliera de la casa, supuestamente rumbo a Encarnación, revisó la aplicación de rastreo GPS de la camioneta Mitsubishi Tritón y se percató de que el rodado estuvo estacionado en Yaguarón por casi tres horas. Entonces llamó a su marido, pero el celular ya estaba apagado.

Posteriormente la camioneta del abogado apareció en la zona de Caazapá, según el GPS que iba reportando su ubicación.

Lourdes Griselda Aveiro de Cardozo llamó entonces al número de celular del cliente de su esposo, Agustín Ramón Martínez Martínez, quien le dio respuestas evasivas sobre el paradero del abogado, como que por ejemplo estaba en un lugar sin señal y que el letrado se había quedado en otra ciudad para seguir el caso judicial.

Ante esta situación la mujer fue a denunciar la irregularidad en la comisaría 15ª Metropolitana, que funciona cerca de la Terminal de Ómnibus de Asunción, desde donde a su vez la derivaron a la comisaría de su barrio, que es la 11ª Central de Arroyo Seco, con asiento en la avenida Américo Picco esquina ruta Acceso Sur, en Villa Elisa.

Ya con los uniformados de esta dependencia, la esposa del abogado localizó la camioneta Mitsubishi Tritón en un sector del barrio San Pablo. Eso fue el martes de noche.

Finalmente, una comitiva se dirigió al lugar que marcaba el GPS y que resultó ser la casa del exconvicto Agustín Ramón Martínez Martínez, alias “Soldado israelí”.

El delincuente, al ser sorprendido en posesión de la camioneta del abogado desaparecido, terminó contando todo.

Dice que le entregó a unos narcos

Agustín Ramón Martínez Martínez inicialmente negó haber participado en la desaparición del abogado Lucilo Nicolás Cardozo Salina, pero al final condujo ayer de mañana a la Policía y a la Fiscalía al lugar donde habían matado, quemado y enterrado al profesional del derecho.

En su alegato expuso que en realidad él fue contratado por un grupo de narcotraficantes de Salto del Guairá, quienes le prometieron un pago de 10.000 dólares, que supuestamente no se concretó.

“Soldado israelí” admitió que él se encargó de ganar la confianza del abogado y de sacarlo bajo engaños de su casa de Fernando de la Mora, pero que una vez que llegaron a Yaguarón entregó a la víctima a ocho sicarios que se movilizaban en dos camionetas y que ya los venían siguiendo desde la zona del desvío a Villeta.

Supuestamente, los sicarios fueron los que mataron y enterraron al abogado, pero esta versión ahora deberá ser corroborada por la fiscala de Yaguarón Sonia Pereira.

Anoche la Policía arrestó en Salto del Guairá a Alex Hieki Willer Fidalski (36), quien fue involucrado por “Soldado israelí”, pero el detenido negó los cargos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.