Tras abuso sexual, exorcismo

Una niña de 7 años, víctima de abuso sexual, fue llevada al Hospital Acosta Ñu para recibir asistencia. Una vez en el local, la criatura fue derivada al sector de pacientes psiquiátricos, donde le suministraron fuertes medicamentos durante un mes, lapso en el cual también fue sometida a sesiones de exorcismo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7VKJ5ADC35ACBDDMQTUOYOWUSE.jpg

El caso fue denunciado por la psicóloga Mónica Moragas, quien aclaró que la niña no tiene ningún trastorno mental.

Moragas se constituyó en el hospital en agosto último, por disposición de la Defensoría de la Niñez, tras la recepción de una denuncia anónima que pedía verificar la situación de la internada.

La psicóloga dijo que el hospital informó a la defensoría de San Lorenzo sobre la niña luego de varios días de su internación, cuando ya no sabían qué hacer con ella.

“A nosotros nos dijeron que ella estaba teniendo alucinaciones, que ella veía el diablo y que la información que teníamos es que los fines de semana era sometida a exorcismos, católicos, cristianos, evangélicos, pentecostal, en el hospital. Después yo pedí un informe de la medicación que ella estaba recibiendo y le estaban dando antisicóticos, antidrepresivos y ansiolíticos. O sea, le trataban como una persona poseída, pero le estaban medicando como una persona con trastornos mentales”, indicó Moragas.

PUBLICIDAD

Ayer intentamos conversar con el director del nosocomio, Dr. Pío Alfieri, pero no contestó su celular con terminación 951.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD